13/11/2021

Cultura

19 y 20: Una muestra cargada de memoria en el Conti

En el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti se exhiben “archivos, obras y acciones que irrumpieron la narrativa visual de la crisis de 2001”. A 20 años del Argentinazo, hasta marzo de 2022 vas a poder recorrer la obra. Te dejamos las palabras de la directora del Conti, Lola Berthet.

Publicado el 13 de Noviembre de 2021


Imagen de la nota '19 y 20: Una muestra cargada de memoria en el Conti'

Cuando entre fines del 2001 y los primeros meses del 2002 el país parecía disolverse, y el desaliento se expandía en toda la Argentina, sucedió algo sorprendente: la resistencia era posible y se podía tener la fuerte impresión de que nuestra sociedad depositaba parte de sus esperanzas en los artistas, los intelectuales, las expresiones populares y espontáneas de la Cultura (convertida al mismo tiempo en herramienta y escenario de lucha).

Las consecuencias del modelo neoliberal implementado desde el 24 de marzo 1976 por la última dictadura cívico-militar y su continuidad con el Plan de Convertibilidad instrumentado por el menemismo, se pusieron de manifiesto a partir de la segunda mitad de la década de los ‘90, provocando el aumento de nuevas y viejas formas de pobreza, de la precariedad laboral y de altas tasas de desempleo, hasta entonces nunca alcanzadas.

A partir de ahí, el pueblo con una memoria de resistencia impregnada en la piel, fue elaborando estrategias para dar respuesta a los efectos devastadores de las políticas de ajuste. Desde los ’90, a través de la lucha de las organizaciones sociales, los movimientos piqueteros como los de Cutral Co en Neuquén y Libertador Gral. San Martín en Jujuy, y previamente, desde las organizaciones de Derechos Humanos como Madres y Abuelas, a las que se sumará, en 1995, la agrupación H.I.J.O.S.

Esas memorias y experiencias de rebeldía y resistencia son las que retornaron y florecieron a fines de 2001, junto con colectivos culturales, de actores, actrices e intelectuales. Es este florecer el que pudo interpretar Néstor Kirchner y llevarlo adelante en su proyecto de país.

Muchas expresiones culturales y artísticas se han fusionado o han participado en estas organizaciones antes mencionadas, y es ahí dónde podemos afirmar que el impacto de la crisis ha sido feroz en todos los sentidos. Pero fue la Cultura, las expresiones artísticas y el ingenio popular las que supieron dar una respuesta, mediante la organización y la lucha.

A partir de la asunción de Néstor Kirchner a la Presidencia de la Nación, en 2003, desde el momento en que dijo “No voy a dejar mis convicciones en la puerta de la Casa Rosada”, se inició un nuevo ciclo político, retomó gran parte de las demandas de ese momento y encabezó un proyecto político sólido y reparador.

Pedir perdón en nombre del Estado, después de 20 años de democracia, por haber callado las atrocidades que ocurrieron en este predio y ordenar bajar los cuadros de los asesinos en el Colegio Militar son acciones que fueron marcando el compromiso del Presidente y el lugar prioritario que tendrían como política de Estado los derechos humanos.

Luego, Cristina Fernández de Kirchner profundizaría el camino de reparación y mejora de las condiciones sociales, políticas y económicas de nuestro país.

A 20 años de los acontecimientos ocurridos en Argentina en diciembre de 2001, el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, a través de la Muestra 19y20, propone recorrer una serie de experiencias, producciones y acciones culturales caracterizadas por el cruce, por la combinación entre arte y política.

Prácticas heterogéneas plasmadas en los escenarios y circuitos tradicionales o en las calles, en las movilizaciones y en los espacios sociales/culturales (espacios okupados, asambleas barriales, fábricas y empresas recuperadas por sus trabajadorxs) que emergían como nuevos territorios de disputa y visibilización de la protesta social.

Un conjunto de experiencias artístico-políticas cuyos alcances, efectos y sentidos nos siguen interpelando en toda su inventiva, potencia y radicalidad.

Del 30 de octubre a marzo 2022

 

Horario de visitas

De martes a viernes de 12 a 20 HS

Sábado, domingos y feriados de 13 a 21 HS

Entrada gratuita - No requiere reserva previa

Av. Del Libertador 8151- Espacio Memoria y Derechos Humanos (Ex ESMA)

Publicidad - Fatica