25/5/2020

Sociedad

Afianzar la Justicia: ¿Podrá la Corte Suprema elegir el verbo adecuado?

El abogado penalista y docente Adrián Krmpotic, analiza el contexto actual de una Justicia con serias limitaciones por la feria extraordinaria que la Corte Suprema de Justicia deberá analizar este martes si prorroga o suspende.

Autor de la nota: Adrián Krmpotic

Adrián Krmpotic

Publicado el 25 de Mayo de 2020


Imagen de la nota 'Afianzar la Justicia: ¿Podrá la Corte Suprema elegir el verbo adecuado? '

Simultáneamente a la disposición del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional (PEN), la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) dispuso la feria extraordinaria respecto de todos los tribunales federales y nacionales.

En lo sucesivo, frente a cada prórroga del ASPO dispuesta por el PEN, la CSJN sincronizó su accionar disponiendo, también, la extensión de la feria extraordinaria, alcanzando a la fecha el período más prolongado de feria judicial del que tenga memoria la República Argentina.

No es la pretensión de estas líneas abrir el debate respecto de la razonabilidad de la decisión administrativa que considera actividad esencial la desarrollada en el interior de los talleres mecánicos y no así la que se lleva adelante en los Tribunales.

De todas formas, sería un buen ejercicio preguntarse ¿cómo puede considerarse NO ESENCIAL la actividad de uno de los tres poderes del Estado?, máxime en medio de la emergencia desatada por la irrupción de la pandemia COVID-19.

Lo cierto es que una tras otra los ministros de la CSJN han suscripto Acordadas prorrogando la “Feria Extraordinaria”, limitando el funcionamiento de los órganos jurisdiccionales a las “cuestiones urgentes”, urgencia, dicho sea de paso, merituada por los magistrados al recibir, de alguna de las partes, la solicitud de habilitación de feria.

Con cierta timidez, nuestro máximo Tribunal en la Acordada 14/2020 dispuso que: “los tribunales que tengan su cargo la superintendencia de cada fuero jurisdicción, podrán ampliar las materias ser consideradas durante esta feria extraordinaria”, la facultad concedida por la CSJN a las Cámaras no produjo un efecto significativo, continuando los diversos fueros en una parálisis muy superior a la verificada durante las Ferias Ordinarias de invierno y verano.

Por su parte Julio Piumato, Secretario General de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), ha sostenido públicamente la adhesión a la feria extraordinaria dispuesta por la CSJN a la vez que evaluó que el teletrabajo funciona de manera "aceptable" en todo el país.

Así las cosas, con un horizonte que cada 15 días se aleja otros 15 días (en la ultima medida del PEN hasta el 7 de junio), y en la convicción profunda que, cuando fuera a producirse, el regreso al trabajo no será una cuestión sencilla ni rápida, es que la hora exige mitigar en la medida de lo posible los efectos negativos de la feria extraordinaria dispuesta.

Aunque vulgarmente se supone que durante las ferias ordinarias los Tribunales permanecen cerrados ello no es así. Durante esos períodos el Magistrado dispone las medidas necesarias y útiles a los efectos de actualizar el trámite de los expedientes, que, como es público y notorio, siempre sufren el peso de la demora en atención a la imposibilidad material de los juzgados de despachar en tiempo, en virtud de la descomunal cantidad de expedientes asignados.

Asimismo, ese período de feria ordinaria es utilizado frecuentemente para que noveles empleados judiciales vayan adquiriendo los conocimientos y la práctica necesarios sin la presión que implica la vigencia de los plazos.

Por ello, sería importante que la CSJN meritúe la posibilidad de ampliar el marco de tareas asignadas a los órganos cuya Superintendencia ejerce.

Incorporar a las tareas que DEBERÁN cumplirse durante la vigencia de la feria extraordinaria, el despacho de las presentaciones pendientes y el dictado de sentencias sean estas interlocutorias o definitivas, no altera en modo alguno los objetivos de la feria dispuesta, sino tan sólo persigue el aprovechamiento máximo de este período de stand by pandémico a efectos de estar lo mejor preparados posibles para iniciar el proceso de normalización de la actividad, algo que más tarde o más temprano ocurrirá, en ello coinciden hasta los sanitaristas más pesimistas.

Asimismo, debiera la CSJN valorar la incorporación a las tareas que DEBERÁN cumplirse durante la vigencia de la feria extraordinaria, el entrenamiento del personal a cargo de cada uno de los Magistrados, respecto de aquellos noveles empleados judiciales en etapa de formación.

La CSJN ejerce la superintendencia de todos los tribunales federales y nacionales, de lo que se deduce que el ejercicio de dicha facultad se encuentra en línea con la disposición de tareas que los órganos judiciales inferiores DEBEN realizar, atento lo cual no luce en modo alguno exhorbitante el reemplazo el facultativo “PODRÁN” por el imperativo “DEBERÁN”, sin alterar en absoluto su sincronía con el ASPO.

El distanciamiento social entre la ciudadanía en su conjunto y los órganos judiciales se remonta a mucho tiempo atrás. Es deber de la CSJN evitar que el COVID-19 la profundice.

Quizás mediante la elección del verbo adecuado la CSJN enderece la actuación del PJN por el camino del cumplimiento de la manda constitucional, y AFIANZAR LA JUSTICIA resulte cada vez menos una expresión programática y comience a advertirse en la materialidad de los actos de un Poder del Estado que luce ajeno y alienado de las necesidades sociales.



Adrián Krmpotic es Abogado. Docente Universidad de Buenos Aires (UBA)  y UNPaz.

Publicidad - Fatica