13/8/2022

Internacionales

Argentina, en línea con Estados Unidos, incauta avión de Conviasa

El juez federal argentino Federico Villena, quien inmovilizó en el aeropuerto de Ezeiza desde el 6 de junio pasado el avión de EMTRASUR, filial de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, decidió ahora jugar en línea con los Estados Unidos y dispuso la incautación de la aeronave, apoyado en un convenio de cooperación entre EEUU y Argentina.

Autor de la nota: Marcos Salgado

Marcos Salgado

Publicado el 13 de Agosto de 2022


Imagen de la nota 'Argentina, en línea con Estados Unidos, incauta avión de Conviasa'

Con la decisión comunicada por los medios locales en Buenos Aires que aseguran que ahora el avión quedará secuestrado a disposición conjunta entre la justicia argentina y la estadounidense. Se completa así un operación tenaza sobre la aeronave, en la que colaboró activamente el gobierno de Uruguay, la poderosa e influyente dirección de la comunidad judía en Argentina y la habitual entente mediática.

Esta decisión del juez argentino se da justo cuando en Caracas el gobierno de Nicolás Maduro cambió radicalmente su posición pública respecto al tema. No parece casual. El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Jorge Rodríguez, dijo que el presidente Maduro quiso agotar todas las vías legales. Pasaron dos meses, en los que el gobierno de Alberto Fernández se mantuvo primero en silencio, y luego giró al juez el pedido estadounidense de incautación del avión, indispensable para la decisión judicial que se conoció este jueves. En ese contexto, Caracas optó por pasar a la ofensiva.

Una delegación de la Asamblea Nacional visitó la embajada argentina en Caracas y se entrevistó con el flamante embajador, Oscar Laborde. El diálogo fue cordial, identifican a Laborde como un “amigo de Venezuela”. Sin embargo, las cartas estaban echadas y la incautación del avión, decidida.

El martes colmó las calles de Caracas una marcha para pedir que liberen el avión y a la tripulación, cinco iraníes y 14 venezolanos, que siguen a disposición del juez argentino, por supuestos vínculos con el terrorismo internacional. Una acusación temeraria en la que el juez Villena no logró avanzar ni un milímetro.

La razón que esgrime Estados Unidos para pedir la incautación es que se violaron sus normas de control de exportaciones. Un argumento difuso, teniendo en cuenta que el avión Boeing 747-300 se fabricó en Estados Unidos hace 35 años, estuvo en servicio en Air France 15 años y luego pasó a la aerolínea iraní Mahan Air, que lo vendió este mismo año 2022 a Conviasa. Por eso en la tripulación secuestrada en Buenos Aires hay iraníes, son los instructores de vuelo de los tripulantes venezolanos.

Piedras en el camino del diálogo

Lo cierto es que lo que empezó siendo un show mediático judicial sobre supuestos y difusos vínculos de Irán y Venezuela con el “terrorismo”, derivó ahora en otro episodio de ampliación del bloqueo comercial y financiero de Estados Unidos contra Venezuela, que comenzó Obama, profundizó Trump, y no desmonta, ni mucho menos, Joe Biden.

No parece casual. El impasse del avión ocurre justo cuando parecían asomar en el horizonte algunos indicios de negociación entre Caracas y Washington. El gobierno de Nicolás Maduro ya adelantó que si sigue el secuestro en Buenos Aires, no hay ninguna posibilidad de restablecer el diálogo con la oposición en México, como reclama la Casa Blanca.

Otro capítulo es la relación con el gobierno de Argentina. Alberto Fernández tardó casi tres años en designar embajador en Caracas. Oscar Laborde llegó con el episodio del avión en pleno desarrollo y fue recibido con aplausos, incluso en la misma Asamblea Nacional. Muchos se preguntaron si tamaña bienvenida no era excesiva en este contexto.

Ahora quedó claro que el gobierno debilitado de Fernández esquivó cualquier entredicho con Estados Unidos y cursó al juez el pedido estadounidense de incautación del avión. Podría haberlo evitado, pero no. Las cartas están a la vista, y la próxima jugada la tiene Caracas.

 

 


Marcos Salgado es periodista argentino del equipo fundacional de Telesur. Corresponsal de HispanTV en Venezuela, editor de Questiondigital.com.