6/8/2022

Opinión

Así la vemos: NeoGobernanza

“Que difícil se hace explicarle a la gente del Pueblo lo que significa una derrota política de la economía”. Columna de opinión desde los adultos mayores, por Alberto Gómez.

Autor de la nota: Alberto Gomez

Alberto Gomez

Publicado el 6 de Agosto de 2022


Imagen de la nota 'Así la vemos: NeoGobernanza'

Que difícil se hace explicarle a la gente del Pueblo lo que significa una derrota política de la economía, y que el poder real ganó la pulseada, encima, que seguirá repercutiendo significativamente en los bolsillos más escuálidos.

Creemos útil describir una derrota, con una de las acepciones de la Real Academia, “Rumbo o dirección que llevan en su navegación las embarcaciones o las aeronaves”, adaptándola a la realidad política actual, “Rumbo o dirección política que lleva un gobierno en su gestión”, para poder explicarla mejor.

En primer lugar, urgen cambios para iniciar un derrotero más popular no macroeconómico. Se deberá reorganizar la vida de la inmensa mayoría del Pueblo, y no continuar como coalición electoral para impedir el regreso neoliberal.

Asumamos que seguimos embarcados en el Titanic. Que se mantiene el riesgo de choque, que destruiría la democracia. ¿El anuncio de la nueva derrota (o rumbo) calmó a los mercados y financieros, demoró el colapso, pero, hasta cuándo?  

No escuchemos cantos celebratorios, y que la orquesta siga tocando en la cubierta. Tomemos con prudencia los auspicios que le abrieron al “nuevo gobierno”, evaluemos de donde vienen, cual es su interés, y sobre todo, cual es la historia de gestión de los elegidos para iniciar la neo gobernanza.

 

¿Qué se anunció?

El nuevo Ministro, al iniciar sus anuncios, sinceró, recuperar la "responsabilidad como administradores, en lo que fallamos".

Esa irresponsabilidad la venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo, y nos confirma que el mercado operó contra el Pueblo, que la acompañaron con sus silencios, y ocultaron maniobras que lo beneficiaron.

Sufrimos las primeras designaciones. Algunos nombres indican continuismo de la inmovilidad política, y sostenimiento de viejas estructuras. Otros, vienen de épocas nefastas para la vida del Pueblo (literal lo de vida), con participación en ajustes trágicos, que habrían anticipado el nefasto endeudamiento externo, que hoy ajusta.

Igual, aspirábamos que los nombres estén sujetos a las políticas implementadas, desestimando historias personales.

Bueno, los principios del plan anunciado, se pueden sintetizar en cuatro puntos: I) Orden fiscal, II) superávit comercial, III) fortalecimiento de reservas y IV) desarrollo con inclusión.

Sabemos, las urgencias económicas, no se revierten inmediatamente. Solo, a través de medidas revolucionarias, algo que en los primeros anuncios clarifican que no lo serán.  Por eso, más que informar las medidas, debemos analizar lo que no se anunció, de los anuncios.

 

¿Qué no se anunció?

Fiscal

La subordinación al plan FMI exige sostener el ajuste fiscal. Se centraría en baja de subsidios (a la gente) y congelamiento de la planta de empleados estatales. Además, congelamiento del financiamiento al Tesoro.

Entendemos se seguirá estrechando el bolsillo de la gente, no las cuentas de los poderosos.

*Un ejemplo, seguirá el “subsidio” al Sistema Financiero, a través de una medida, carente de legalidad, como lo es el pago de intereses (Leliqs y otros engendros).

Se estima para este año, a las tasas activas otorgadas, un monto (traducido a US) que superaría 1milmillones. No olvidar, el stock (inventario o monto de la cartera del BCRA) son 7 billones (si, millones de millones) de pesos.

 

*Otra situación.  Se escuchó que no se tomarán ATN, y que incluso, se devolverían.

El FGS., a marzo 2022, sostenía en su cartera $ 4,2billones en Títulos Públicos Nacionales, que representaban el 73% de su cartera total. Nos preguntamos los viejos, se le devolverá ese monto, vía FGS.? No sería mejor, si correspondiera, que se aplicara a “actualizar” el bolsillo de la mayoría de los 7millones de pasivos.

 

Superávit comercial

Aquí está otra bandera (soberanía) atada al carro del FMI. Se otorgarán (vía DNU) beneficios para los exportadores y agroindustriales. Básicamente se buscan divisas, ni hablar de generar empleos.

*Considerando que en ese núcleo de futuros beneficiados se concentra la política extractiva de materias primas, fugadores y formadores de precios, no se sabe nada sobre la nacionalización del Comercio Exterior (más allá de la prórroga de las licitaciones del Río Paraná), el trabajo (dragado y balizamiento) de los ríos y la canalización para derivar lo exportado por nuestros puertos, sin pasar por “zonas francas” extranjeras.

 

Reservas

Otro ítem en el que los Adultos Mayores podrían pensar, a mí que me importa, pero no saben que es el huevo de la serpiente de los males que aquejan los bolsillos.

Se anunciaron convenios para adelantos de exportaciones (agro, pesca y minería entre otros). Por un lado es mayor emisión de fondos para los poderosos (cuando se ajustará el gasto público a favor de los de abajo), que serviría para el corto plazo, pero con el gran riesgo futuro de la evasión de esas divisas.

*No se conoció, hasta ahora, como se controlará la posibilidad de una metodología consuetudinaria de los beneficiados.

Se buscará (en la gira? O ya está como placet otorgado por nuestro gobernante superior –USA-) mayor financiamiento de Organismos Financieros Internacionales, Repo (canje de deudas, con buitres?), etc.

*No se especificó condiciones de la mayor deuda a asumir. Si bien es una posibilidad de lograrla, sí se sabe donde se “pasará la gorra” que indicaría, de lograrla, los que la aporten.

Sepamos, esto sería más deuda, más intereses, y mayor ajuste fiscal para pagarlos, que se agregarán a los que hoy ya nos asfixian.

 

Desarrollo, ¿pero con inclusión? 

Jubilados, se anuncia en una semana, ajuste por Ley más refuerzo para reparar daños colaterales (inflación).

Trabajadores, consenso entre empresarios y trabajadores para buscar mecanismos que eviten desequilibrios salariales.

Planes sociales, reordenamiento durante los próximos 12 meses para concretarlo como trabajos formales.

*Se habló de refuerzos (parches), consensos, reuniones extensas, búsqueda de acuerdos, pero de nuevos Planes de Trabajo, o políticas laborales, ni mu.

De los casi 9 puntos que perdimos los jubilados desde 2016 hasta el 1ª semestre 22, y que se agravarán en Setiembre, debemos esperar una semana. No se deberá emparchar, se deberán “mensualizar” para que sirvan a lo largo del tiempo, no en una conyuntura de miseria de más del 60% de la población anciana y pobre.

Para concluir nuestra idea semanal, rogamos que lo anunciado no haya sido “para pasar el invierno”. La gente mayor recordará, seguro, aquel dicho de nuestros antecesores, “Julio te prepara, y Agosto te lleva”

Si se concretara el aforismo, sería la democracia la que se llevaría, y como siempre, la única sangre que se derramaría, en ese caso indeseado, es la del Pueblo.