24/4/2021

Opinión

Así la vemos: El país injusto y los adultos mayores

Columna de opinión desde los adultos mayores de Alberto Gómez.

Publicado el 24 de Abril de 2021


Imagen de la nota 'Así la vemos: El país injusto y los adultos mayores'

Los adultos mayores fuimos jóvenes también, a pesar de lo que puedan pensar muchos, fuimos generadores de riqueza, emprendedores, formamos familia para que la gran rueda de la economía se moviera, y pudiéramos alcanzar el bienestar consagrado en la Constitución Nacional.

Aunque no lo sepan muchos diletantes de hoy, especialistas y expertos en todo, fuimos capaces de engrandecer con nuestro trabajo una patria más justa.

Claro, hoy al final del camino, nos sentamos a pensar, y vemos que tanta lucha, sufrimiento y trabajo, solo sirvió para crear la ganancia de unos pocos, y que muchos argentinos tengan que sobrevivir de la caridad pública.

Sí, hoy resulta que el 10% de la población argentina concentra más del 80% de la riqueza producida, y que un 20% solo vive de la ayuda de esa riqueza, nos muestra claramente la injusta e irracional distribución en el país.


En todo se observa discriminación, por ejemplo la presupuestaria, presentadas en pomposos presupuestos que solo cumplen la finalidad de acatar normas constituciones que así lo exigen.


En todos los rubros observamos desigualdades. Así hurgando en números que dan los especialistas, vemos que en el presupuesto para este año 2021 el Estado destina un 6,4% del total para Educación, que representarían un crecimiento del 29% con respecto al anterior.

Si bien sería insuficiente, si lo comparamos con la inflación creciente que sufre el pueblo, es más cruel observar que; en el ombligo unitario de la Ciudad autónoma; se presentó el presupuesto educativo más bajo de la historia, con una caída del 10%. Esto, afectará becas y obras en las Escuelas, por supuesto públicas.  Y para hacerlo más cruel, las partidas que más crecerán interanuales son las de Seguridad (policía) y pautas publicitarias. 

Otro punto que define el perfil segregacionista, está dado en las “Transferencias” (no quieren que se los llame subsidios) a la Educación Privada, la cual en las 24 jurisdicciones tienen concentrado el presupuesto en los salarios docentes, y dedican el 80% aproximadamente a gestión estatal y alrededor de un 13% a los de gestión privada. Falta conocer las exenciones impositivas, previsionales que gozan institutos que podrían rondar cuotas mensuales que “en la Ciudad arrancan en aproximadamente $ 10mil y las bonaerenses lo hacen desde $ 5mil. No obstante, el costo mensual en colegios exclusivos de ambas jurisdicciones asciende hasta $ 70mil en algunos casos”, destacaron desde ADeepra.4 mar. 2020. 

Igual, en la Ciudad se quejan porque también sufrieron la baja presupuestaria.

Destaquemos que en CABA la actual gestión transcurre el cuarto período de gobierno. Por eso debemos mostrar lo que nos grita “La Garganta Poderosa”: “A pesar de la necesidad imperiosa de potenciar la conectividad, lo que hizo el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires fue recortar cada vez más el presupuesto destinado a la educación pública. Desfinanciados y sin vacantes, una odisea que nos deja más afuera, como a los 20.000 que en el 2020 no tuvieron cupo en la educación pública porteña”. Esto, es vacantes faltantes en los colegios públicos.

“-Así, para seguir recortando, vaciaron el Plan Sarmiento, que fue creado hace 10 años y le entregaba dispositivos informáticos a estudiantes de las escuelas públicas: quitaron $372millones a la educación privada”. Más injusticias y discriminación a los pobres.

“-lo edilicio también quedó cada vez más relegado cuando quitaron $47millones de la dirección general de mantenimiento escolar”. Les interesa la Educación?


En pandemia, también observamos la irracionalidad y falta de empatía con los pobres y adultos mayores, fundamentalmente en el gobierno de la Ciudad de Bs. As. 

No olvidemos, desastres en la organización del Luna Park y San Lorenzo, cierre del Hospital Español (por política, solo por eso), privatización del sistema de vacunación (cualquiera que haya pedido un turno sabe que si es “socio” de 6 prepagas tendrá acceso más ágil), se quiere “privatizar” salas o camas públicas para el uso del sistema privado, discriminación del PAMI en lo logrado por Alberto Fernández enviando vacunas al organismo, pero que la Ciudad no deriva turnos. 


Todo es así, y transcurre en una pandemia trágica para todos los ciudadanos, pero los viejos y los pobres vemos con mayor dolor como se pierde el respeto hacia los extremos de la vida. 

Observamos que, en la tragedia, muchos juegan a la política para satisfacer obligaciones con jugadores (externos en muchos casos) poderosos que quieren acceder al manejo del país.

Si  el gobierno nacional no toma decisiones fuertes, y no comprende que la federalización es un tema para todos; más para algunos que se creen señores feudales que manejan un castillo (con esclavos y obsecuentes dentro); la situación a nivel social puede derivar en cualquier cosa.



Publicidad - Fatica