20/11/2021

Opinión

Así la vemos: El postergado debate sobre el poder

Columna de opinión desde los adultos mayores, por Alberto Gómez.

Autor de la nota: Alberto Gómez

Alberto Gómez

Publicado el 20 de Noviembre de 2021


Imagen de la nota 'Así la vemos: El postergado debate sobre el poder'

Ya está, pasaron las intermedias. El Pueblo peronista le respondió al gobierno “no asumido” y le otorgó un respiro para los siguientes dos años para que asuma el poder a favor de ese Pueblo que lo votó por lo prometido.

No deberá asumirse el mayor apoyo como un cheque en blanco. Es un pagaré a la vista, con vencimiento el 2023, exigible sin fecha.

Los que peinamos pocas canas, en nuestra juventud, militamos el regreso del General tras largos años de proscripción.

Las semillas militantes nos siguieron y los sobrevivientes de la terrible dictadura los vimos ponerle el pecho a las balas oligárquicas de diciembre 2001, recorrer el barro de los barrios, formar cuadros que nos dieron la lucha para ordenar un poco la vida desorganizada de los de abajo durante 12 años.

La saqueadora epidemia amarilla, acentuó en cuatro años la despolitización que forma parte de su ADN y que aplicó durante muchas décadas.

A pesar de la politiquería, de la superficialidad de la ideología, logramos volver con el esfuerzo de los más hostigados, y robados, por los poderosos. La fuerza de los perdedores de derechos, afianzado en las promesas, les dio la mano para ensobrar la vuelta de lo popular.

 

A pesar de la terrible pandemia, no se cumplió mucho de lo prometido, algo que se podría haber enfrentado aún dedicándose a cuidar el sistema y la Salud de los Argentinos.

No se hizo, entendemos, porque no se asumió que éramos poder, que había que enfrentar a los poderosos reales, aún si se tuviera que sufrir la falsedad de los hegemónicos, o el destrato de los desestabilizadores apolíticos que nos habían gobernado.

Y llegamos al 17 de noviembre, donde muchos “colaboracionistas” de todo oficialismo en décadas, nos invita a la Plaza a festejar el Día del Militante, para apoyar al gobierno popular.

Se nos promete el relanzamiento del movimiento nacional y popular que triunfara en diciembre 2019.

Se movilizó el aparato político, concurrió masivamente la gente para escuchar si el relanzamiento significará modificar la gestión política asumida con debilidad hasta la fecha. Esperamos se lanzara un nuevo proceso de gestión, orientada a la urgencia alimentaria y de vivienda de la inmensa mayoría de la población.

Pero no, lo único que encontramos es la reiteración de apelar a la Esperanza para iniciar el proceso de “derrame” de la macro-economía a los bolsillos de los de más abajo.

Se anunció que se crearon nuevos puestos de trabajo formales, que ningún trabajador pagará más Impuesto a las Ganancias en la Argentina.

De épicas, nada. Se seguirá negociando la deuda con el FMI, nada más se dijo sobre ese saqueo, solo eso, nada más.

Quien sabe es un mensaje subliminal negativo lo dicho por e Presidente “si Macri no quiere dialogar, que se quede con sus amigos haciendo negocios”. Por lo visto, la famosa “les pague a los Bancos (préstamo FMI) para que no se fueran”, nos da la impresión de que le dieron el OK para que siga liderando a los mismos fugadores.

A lo mejor, es el anticipo que los jubilados y pobres seguirán perdiendo su plata en los intereses pagados a los Bancos por la escandalosa operatoria Leliq.

Otra promesa, luchar contra los empresarios que remarcan, generan inflación y no cumplen los pedidos de la Secretaría de Comercio. Bien, y? de leyes, normas y reglamentaciones de castigo ni se habla con los poderosos. Evidentemente, se seguirá dejando solo un Secretario para dialogar, consensuar y tratar de contener algo la ambición oligárquica empresarial.

Desde lo político, no se dialogará con los que no lo quieran. Tras masiva reunión se juntaron el Jefe de Gabinete y el Presidente de la Cámara de Diputados para establecer que el diálogo se dará en el Congreso.

El Presidente anunció que en el 2023 desde el último concejal hasta el Presidente de la Nación serán elegidos internamente por los peronistas. ¿Anticipo de PASO? ¿Reconocimiento del “error” del dedo? Los sapos ¿aceptarán este destino, o florecerán nuevos Randazzos en el vasto horizonte justicialista?

 

Es evidente que el mensaje en general, apela a la esperanza de más de la mitad de la población a que tolere el “dolor de panza” del hambre, que siga viendo a sus hijos con carencias de todo tipo, y que espere a que la derivación de la macro comience a llegar a sus bolsillos.

Seguro, el gran Pueblo argentino pobre seguirá apoyando y colaborando, pero… la paciencia tiene sus límites. No lo obliguen los tecnócratas a relanzar las exigencias de aquellas lejanas promesas de hace casi dos años.

Recordemos que nos decía Néstor Kirchner:  “El que es extremadamente educado, modosito, se porta muy bien, y se inclina siempre frente al poder determinado y no defiende los intereses del pueblo, termina de rodillas y arrodilla al país”. 

Publicidad - Fatica