10/9/2022

Sociedad

Brote en Tucumán: todo lo que hay que saber sobre la bacteria Legionella

Hasta el momento se registraron seis muertes. La transmisión se da por vía inhalatoria y se trata con antibióticos. Los lugares afectados deben ser higienizados para su erradicación.

Autor de la nota: Luciana Mazzini Puga

Luciana Mazzini Puga

Publicado el 10 de Septiembre de 2022


Imagen de la nota 'Brote en Tucumán: todo lo que hay que saber sobre la bacteria Legionella'

El ministerio de Salud Pública de Tucumán confirmó seis muertes por el brote de la bacteria Legionella en la clínica privada local Luz Médica. Además, ya se contabiliza un total de 22 infectados. Tras el análisis de muestras y la identificación de la bacteria por parte de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán”, queda pendiente saber si se trata del tipo conocido como “Legionella pneumophila”.

La bacteria puede encontrarse en espacios como cañerías o aires acondicionados, y su supervivencia depende de la presencia de factores como la temperatura cálida del agua, el estancamiento o la sedimentación. Contrario a otras enfermedades como el coronavirus o la gripe, la transmisión se da por vía inhalatoria, y no de persona a persona, ya sea a través de la aspiración del agua contaminada o mediante la aerosolización de la misma.

El ministro de Salud de Tucumán, Luis Medina Ruiz, explicó que, para que se dé el contagio, se necesita que las partículas se introduzcan en el pulmón de la persona. El período de incubación es de entre dos y diez días y la mortalidad es del 15 al 20 por ciento.

Al distinguir el modo de transmisión, las carteras sanitarias de Nación y provincia acordaron el traslado de los pacientes del hospital afectado a otro sanatorio, sin correr riesgo alguno. De esta manera, el lugar se encuentra cerrado y a la espera de ser limpiado y desinfectado.

 

Infectados y tratamiento

La bacteria tiene más impacto en mayores de 50 años y en personas con condiciones de riesgo. También afecta a fumadores, diabéticos, personas inmunocomprometidas, con enfermedades respiratorias o con cualquier otra condición crónica. Ahora, si bien la mayoría de los casos que han fallecido reunían algunas de estas condiciones, las personas sanas expuestas a la bacteria también pueden contagiarse.

De todas maneras, existe un tratamiento para su infección, que consiste en la ingesta de antibióticos (Levofloxacina y macrólidos, es decir, antibacterianos) y la higiene del medio ambiente para lograr su erradicación.

 

Ante todo, precaución

Los síntomas de la enfermedad son fiebre, dolor de cuerpo o cabeza, tos, catarro, disnea (problemas para respirar) o, incluso, diarrea y vómitos. El personal de salud, quienes fueron pacientes y aquellos que visitaron el Hospital Luz Médica de Tucumán durante el mes de agosto deben avisar a los profesionales, estén o no con síntomas, para realizarles un seguimiento. Esto se hará, en palabras del ministro de Tucumán, “hasta tener la certeza de que no hay más pacientes”.

Por su parte, Vizzotti aseguró que se continuará con la examinación del centro de salud para generar soluciones en pos de que se pueda volver a trabajar allí de un modo seguro.

 


Luciana Mazzini Puga es integrante de la agencia de la Universidad Nacional de Quilmes