6/3/2021

Economía

La calculadora: ¿Qué significa pagarle al FMI?

Lo que está en juego es una parte importante del futuro de millones de personas. En esta nota, te explicamos cuánto hay que pagarle en 4 años al FMI y las cosas que podría hacer nuestro país con esa plata.

Publicado el 6 de Marzo de 2021


Imagen de la nota 'La calculadora: ¿Qué significa pagarle al FMI?'

Medido en indicadores privados, contemplando salarios según convenio UOCRA, con la plata adeudada al FMI Argentina podría disponer de los recursos necesarios para llevar adelante un plan de connotaciones históricas que involucraría resolver la construcción de cerca de un millón y medio de viviendas, lo que impacta en la generación de 5.000.000 de puestos de trabajo directos, a lo que habría que sumar el impacto determinante en la movilidad del mercado interno.

En tiempos que la pandemia está en boca de todos y todas. En momentos en que el brote de coronavirus opera como excusa para postergar decisiones y objetivos, aún concentrado en la prestación del derecho a la salud, en nuestro país podría vacunarse diez veces a la población, garantizando la logística de distribución. Además, podría financiarse durante 21 años seguidos el presupuesto de la Salud en nuestro país, contemplada la carga presupuestaria para este 2021.

El deterioro en la calidad de vida del conjunto de los argentinos y las argentinas ha sido notable desde que arribara el dinero proveniente del FMI. Lo paradójico es que dichos indicadores sólo apuntan a profundizarse para el caso que se asuma la decisión de pagar el dinero que financió una descomunal fuga de capitales. 

Por el contrario, en caso de inyectar en la economía real esos recursos, permitiría pagar más de 174 millones de jubilaciones mínimas, o en su defecto, asegurar 8.700.000 salarios de 40.000 pesos para financiar iniciativas de inversión pública.

110 millones de dólares pagó José Luis Manzano por el 51% de Edenor. No existió organismo público que cuestionara el monto de transferencia de una de las dos prestadoras energéticas más grandes de la Argentina.

Apenas con el pago que se efectuara en el mes de Enero de 315 millones de dólares, el Estado Nacional podría haber recuperado Edenor por el camino de la compra de la empresa y disponer de un tercio de esa plata en inversiones absolutamente indispensables sobre un sector que presta un pésimo servicio a pesar de los tarifazos.

Es humillante que nuestro país pueda asegurar 10 años de educación para el conjunto de sus habitantes con la cancelación de un préstamo que apenas sirvió para fugar capitales en nuestro país.

En tiempos en que la Hidrovía, y la necesidad de imponer soberanía en nuestro comercio exterior, resulta un debate que atraviesa a la dirigencia política de nuestro país, cabe recordar que en noviembre de 2019, la multinacional Jan De Nul anunció la inversión de 20 millones de dólares para sumar su séptima draga a la mayor autopista fluvial de nuestro país.

De aquel anuncio de inversión, podría señalarse que tras 25 años de concesión en la Hidrovía, el Estado Nacional podría haber comprado más dragas apenas con el pago del desembolso del mes de enero de 2021.

Podría equipar la prestación de un servicio esencial para frenar el contrabando de granos, la evasión fiscal y la fuga de capitales. Precisamente, lo que financiara el préstamo del FMI.

Publicidad - Fatica