22/5/2020

Política

Catástrofe Trump: Casi 40 millones de desocupados en Estados Unidos como balance

A pesar que algunos Estados comenzaron a reabrir determinadas actividades productivas, comerciales e industriales, en la semana del 16 de Mayo, 2 millones y medio de norteamericanos solicitaron el seguro de desempleo.

Publicado el 22 de Mayo de 2020


Imagen de la nota 'Catástrofe Trump: Casi 40 millones de desocupados en Estados Unidos como balance'

La agenda informativa de las corporaciones de la comunicación en occidente y en nuestro país, suelen proteger la política internacional de los Estados Unidos, razón por la que dedican sus esfuerzos a otorgar narrativa a la estrategia de comunicación oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Desde que Estados Unidos se transformó en el país más castigado por la pandemia, con el mayor número de contagios y fallecidos por Covid19, al mismo tiempo en que sufrió un durísimo golpe en su economía que pone en jaque la potencia económica de occidente, la agenda informativa concentró sus esfuerzos en ocultar las muertes, ocultar los índices de desocupación y concentrarse en darle publicidad a la distracción de Trump de acusar cotidianamente a China por razones extravagantes.

Sin embargo, según informó el Departamento de Trabajo del Gobierno de Estados Unidos, en la semana previa al 16 de mayo se habían presentado 2.400.000 nuevas solicitudes de desempleo. El acumulado desde el inicio de la pandemia se estima en 38 millones de nuevos desocupados.

“A modo de comparación, el número récord de presentaciones antes de la pandemia se estableció en 1982, cuando 695,000 personas solicitaron el desempleo” explica el sitio axios.com al respecto.

Los economistas advierten que las pérdidas de empleo que se supone son temporales podrían convertirse en permanentes. Así lo ha señalado la periodista Courteney Brown para el sitio antes mencionado.

“Es posible que las empresas que comienzan a reabrir no necesiten la misma cantidad de trabajadores que antes de la pandemia, especialmente si operan a capacidad reducida. Además, el impacto económico del coronavirus se ha extendido a otras industrias que no se vieron obligadas a cerrar, incluidos los periódicos locales y las nuevas empresas, a medida que el país se cerró y la demanda se redujo.”



Datos: Administración de Empleo y Capacitación de EE. UU.

Publicidad - Fatica