8/9/2020

Política

CRA sobre el proyecto de Aporte Solidario: “Menos producción será el resultado inequívoco"

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), como era de esperar, emitió un comunicado en el que argumentan por qué el proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario que propone gravar las grandes fortunas por única vez en la Argentina, para este sector es un “impuesto al progreso”.

Publicado el 8 de Septiembre de 2020


Imagen de la nota 'CRA sobre el proyecto de Aporte Solidario: “Menos producción será el resultado inequívoco"'

Si hay algo claro en toda esta historia, es que los sectores concentrados, aquellos que mayores riquezas ostentan en el país no solo que no tienen ni una pizca de solidaridad, mucho menos empatía, sensibilidad social y esas características que se suelen esperar; sino que también son insaciables en sus reclamos.

En este caso, la entidad que preside Jorge Chemes difundió un duro comunicado en el que argumentan que el proyecto presentado en el Congreso de la Nación para gravar las grandes fortunas “no tiene en cuenta las características productivas del país”, además de que “tiene falencias, está floja de papeles y tiende a repetir errores pensando que la reedición de los mismos esta vez tendrá resultados diferentes”.

En otro párrafo, explican que este impuesto y “propuestas como la del incremento a las ganancias con un aumento de alícuota al 41%” genera más incertidumbres y se cargan “a la pesada mochila impositiva que lleva cualquier emprendendor de cualquier sector del país”.

Aquí, dos aclaraciones. La primera, es que el incremento del impuesto a las ganancias es un dato falso que el periodista Marcelo Bonelli esbozó y toda la maquinaria mediática se hizo eco. Días atrás, el Presidente de la Nación en una entrevista con Edgardo Alfano y el propio Bonelli aclaró el asunto y el vocero del grupo Clarín reconoció el error.

La segunda, tiene que ver con el afán de los sectores concentrados de la Argentina por arrogarse los reclamos en base a los números y estadísticas de las pequeñas pymes y emprendedores. Sin embargo, una vez conquistadas las exigencias, los beneficios siempre terminan repartiéndose entre quienes ostentan el monopolio del sector.

Retomando, en el documento la CRA no solo habla de “incertidumbres” y “falta de señales claras” hacia el sector sino también que argumenta que el proyecto demuestra “una clara ignorancia de cómo se genera valor” y que “no tiene presente la heterogeneidad del sector” y advierten que “puede tener consecuencias graves”.

“Menos producción, menos granos, menos frutas, menos verdura, menos leche y menos carne. Serán los resultados inequívocos de este Proyecto de impuesto al progreso”, finalizan haciendo alusión a lo que pasará en caso de que se apruebe la iniciativa.

Si hay algo en lo que no se equivocan, es en una sola oración: “los problemas de fondo solo se emparchan”.

Tal vez es hora de que la agenda política deje de “poner parches” y comience a debatir esta propuesta que deberá ser la antesala de una reforma tributaria integral en Argentina. Pues, para solucionar la pobreza es necesario poner la lupa sobre la riqueza.    

Publicidad - Fatica