4/11/2020

Internacionales

Democracia "made in USA": Trump se autoproclamó reelecto y denunció fraude

En Estados Unidos, como sucede en cada elección, se desnuda la fallida democracia que ostentan y pretenden imponerle al mundo entero como ejemplo y paradigma. Trump acusó de fraude a Biden y amenaza con judicializar el proceso electoral, tal y como hizo Bush en el 2000.

Publicado el 4 de Noviembre de 2020


Imagen de la nota 'Democracia "made in USA": Trump se autoproclamó reelecto y denunció fraude'

El presidente de Estados Unidos y candidato a la reelección, Donald Trump, se declaró hoy ganador de las elecciones aunque aún no se conocen los resultados finales, denunció "un fraude vergonzoso" y anunció que irá a la Corte Suprema.

"No queremos que siga la votación", aseguró el mandatario en referencia a los votos por correo que aún reciben algunos estados clave para definir el resultado final. "Es un momento muy triste, una vergüenza para el país", concluyó en una mensaje difundido desde la propia Casa Blanca.

El periodista de CNN, Stephen Collinson, promotores de la presidencia de Biden, destacó que los dichos de Trump “fueron una señal de advertencia del tipo de comportamiento que podría esperarse en un segundo mandato de un presidente que ha sobrevivido al juicio político y puede estar encaminado a un nuevo mandato que él consideraría una validación de su comportamiento que aplasta las normas”

"Millones y millones de personas votaron por nosotros", dijo Trump en el East Room de la Casa Blanca, y aprovechando su condición de Presidente. "Un grupo de personas muy triste está tratando de privar de sus derechos a ese grupo de personas".

"Nos estábamos preparando para una gran celebración. Estábamos ganando todo. Y de repente se canceló", dijo Trump. "Esto es un fraude contra el pueblo estadounidense. Es una vergüenza para nuestro país".

"Francamente, ganamos esta elección", dijo.

Según el editorialista Collinson, “A lo largo de su presidencia, Trump ha apuntado constantemente a las instituciones que han apuntalado al gobierno estadounidense durante décadas. Ha atacado al poder judicial, a los servicios de inteligencia y ha dejado claro, por ejemplo, que cree que el Departamento de Justicia debe serle leal a él y no a la ley. Incluso ha dicho que como presidente tiene el poder absoluto según la Constitución para hacer lo que quiera.”

Por esa razón, considera, las declaraciones de Trump conllevan un peligro para la democracia estadounidense.

Lo cierto es que el poder financiero, las corporaciones de la comunicación que financian y el establishment tecnológico, están blindado la victoria de Joe Biden y dispusieron una batería de acciones para aislar las temerarias afirmaciones de Trump.

El actual presidente aparece aislado, denunciando fraude desde la Casa Blanca y con escasas repercusiones mediáticas sobre la escandalosa situación que se vive en el país que se jacta de asegurar la democracia en el mundo entero.

Sin ir mas lejos, el operador local de los intereses norteamericanos, Infobae, ha relativizado los dichos de Trump y mantiene vigente un seguimiento de los resultados estado por estado aún mas profundo que cuando analiza las elecciones locales.

Sin embargo, aún resta un largo recorrido para conocer quien se alzará con las elecciones en los Estados Unidos. No sólo faltan contar votos, en definitiva, la gente no vota un presidente, resta aún la conformación del Colegio Electoral, circunstancia que puede ser judicializada estado por estado, con resultados que pueden ser inesperados.

Tal fue el caso de la judicialización del resultado en el estado de Florida en el año 2000, cuando George Bush se alzó con la presidencia luego de propiciar un fraude local que le permitió su victoria en el estado y con ello, contar con la totalidad de los electores de ese distrito.

Lo único que sorprendería es que después de muchos años arribe a la Casa Blanca un presidente que, además, obtuvo la mayoría de las votos en las urnas, circunstancia que no se encuentra asegurada en la fallida democracia del país del norte.

 

 

 

Publicidad - Fatica