23/9/2020

Economía

Desocupación en la pandemia: Creció al 13,1% según el INDEC

La tasa de desocupación subió hasta el 13,1% al término del segundo trimestre del año, con un incremento de 2,5 puntos porcentuales respecto al 10,6% de igual período de 2019, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

Publicado el 23 de Septiembre de 2020


Imagen de la nota 'Desocupación en la pandemia: Creció al 13,1% según el INDEC'

El Indec dio a conocer hoy su informe correspondiente al primer semestre del año sobre el mercado de trabajo. Los números que arroja, apenas son un llamado de atención estadístico sobre el deterioro del trabajo, las condiciones laborales y el salario en la Argentina.

“En el segundo trimestre de 2020, la tasa de actividad se ubicó en 38,4%, la tasa de empleo en 33,4% y la tasa de desocupación en 13,1%. Estos resultados refl­ejan en gran medida el impacto que tuvo sobre la dinámica del mercado laboral la pandemia por la COVID-19 y las restricciones en determinadas actividades y a la circulación dispuestas por el decreto nº 297/2020, que estableció el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO)” destaca el informe del Indec.

La caída de la tasa de actividad entre el segundo trimestre y el primer trimestre del año es un indicador directo de los resultados de las políticas de aislamiento.

En el segundo trimestre de 2020 aumentó la tasa de desocupación (TD). Esta tasa, que mide la proporción de desocupados, es decir, aquellos que no tienen ocupación, están disponibles para trabajar y buscan empleo activamente –que también forman parte de la población económicamente activa (PEA)– alcanzó el 13,1% en relación con la PEA y mostró un aumento de 2,7 p.p. frente al primer trimestre y de 2,5 p.p. con relación al segundo trimestre del año anterior. El incremento de la tasa se vio in­uenciado tanto por el aumento del número de personas que no pudo trabajar –aunque buscó activamente–, como por la reducción de la población económicamente activa total.

Con relación al primer trimestre de 2020, la tasa de actividad exhibe una disminución de 8,7 puntos porcentuales, al pasar de 47,1% a 38,4% (valor mínimo de la serie histórica analizada). La tasa de empleo presenta una caída de 8,8 puntos entre ambos trimestres (42,2% al 33,4%), en tanto que la tasa de desocupación crece en 2,7 puntos porcentuales (10,4% al 13,1%).

Entre los más jóvenes y las mujeres el golpe fue durísimo, el informe revela que “con respecto a la tasa de empleo, es también el grupo de varones de 14 a 29 años el que muestra el descenso más pronunciado, al pasar del 44,3% en el primer trimestre de 2020 al 30,8% en el segundo (-13,5 p.p.). Lo sigue el grupo de varones de 30 a 64 años, con una caída de 12,2 p.p. y luego el de mujeres de 30 a 64 años, para quienes la tasa de empleo cae en 10,0 p.p.”

La tasa de desocupación, por su parte, se incrementa en todos los grupos de sexo y edad, pero destaca el aumento en las mujeres de 14 a 29 años, para las que crece en 4,6 p.p., al pasar del 23,9% en el primer trimestre de 2020 al 28,5% en el segundo trimestre. No obstante, al observar las diferencias en la tasa solo por sexo, son los varones en su conjunto quienes presentan un mayor incremento de la desocupación, de 3,1 p.p. (9,7% al 12,8%)

El debate sobre la nueva normalidad requerirá poner el trabajo en el centro de la agenda política. El Estado como último empleador garantizado, un nuevo modelo de organización social del trabajo y una política salarial que asegure los ingresos populares, aparecen como premisas urgentes para evitar un colapso social que se agiganta en los rincones de nuestra Patria, mientras un puñado de grandes corporaciones siguen enriqueciéndose y queriendo cargar las tintas de la recesión económica sobre la espalda del conjunto de los trabajadores. 

Publicidad - Fatica