13/6/2020

Opinión

Educación Nativa: un nuevo Requerimiento

El profesor de Historia, Raúl Moroni, coteja aquel documento de los conquistadores españoles con la perspectiva en materia de educación impresa por el ex ministro de educación Esteban Bullrich, durante el gobierno de Mauricio Macri.

Autor de la nota: Raúl Moroni

Raúl Moroni

Publicado el 13 de Junio de 2020


Imagen de la nota 'Educación Nativa: un nuevo Requerimiento'

La historia suele tener momentos que se reiteran, aunque en otros contextos y otros momentos, con otros actores y diferentes impactos en los ámbitos que suceden.Uno significativo fue la lectura de aquel documento llamado Requerimiento, que los conquistadores españoles leyeron a los pueblos originarios en 1513 para ponerlos en situación frente al hecho consumado en 1492, ante el que culturalmente ni aztecas ni Incas ni sus descendientes u otros pueblos, encontraron respuestas a fin de evitar o equilibrar lo que luego fue la conquista, el genocidio y saqueo del pueblo latinoamericano desde México a la Patagonia.

Los habitantes de la América conquistada y depredada por las huestes del imperio español, recibían de sus agresores la lectura pública en idioma castellano, sin intérprete y ante la presencia de un oficial del Rey, de un documento clave para entender el sentido de la conquista y colonización del subcontinente americano: “El Requerimiento o Conminación a los indios” escrito por el Jurista de la Corona Española Palacios Rubio.

El motivo aparente de la comunicación de dicho documento, fue transmitir a los pueblos indígenas su situación legal frente a la corona española, es decir la de “súbditos,” aunque el objeto real fuera justificar el avasallamiento de derechos, propiedades y vidas que los españoles hacían en América desde 1492, año de su arribo. Además tal documento permitió perfilar una relación pedagógica que desde ya, se planteó como un vínculo de dominación a partir de la Evangelización a cargo de religiosos. Con el Requerimiento quedó reparada (para España) cualquier omisión previa en que los españoles hubieran incurrido en perjuicio de los pueblos dominados.

El texto del “Requerimiento” argumentaba que el Papa, representante de Dios en la tierra entregó los territorios conquistados a España y Portugal cuyas monarquías a su vez los cedieron a las personas a cargo de las expediciones ( particulares, y eclesiásticos) a fin de explorarlas, informar y consolidar su dominio como propiedad de la corona.

Los indígenas que se dieran por informados y aceptaran las condiciones, (algo imposible ya que no entendieron nada de lo que se les dijo) evitarían ser esclavizados junto con sus familias. De lo contrario pasarían a ser esclavos y sufrirían aún mayores castigos.

Otro momento, de alguna manera similar que tuvo lugar en 2017 fue el protagonizado por el Ministro de Educación Esteban Bullrich cuando expresó claramente que “ nosotros tenemos que educar a niños y niñas para dos cosas: o sea, los que crean empleos, o crear argentinos que sean capaces de vivir en la incertidumbre y disfrutarla. Que sean capaces de entender que no saber lo que viene es un valor”. Sin duda, este fue otro “ Requerimiento”. El Ministro avisó a la sociedad, consciente de las políticas públicas que sobrevendrían y que tanto afectaron a lxs argentinxs. Para el funcionario la incertidumbre debía ser aceptada como algo normal. No extraña el mensaje, como aquel otro en el que dijo que “ la escuela era una máquina de hacer chorizos” o en el que se identificó como un “gerente de recursos humanos”. Desde dicha perspectiva serían formados los niñxs y jóvenes que estudiaban en diferentes niveles del sistema educativo.


La sociedad debe saber que el neoliberalismo disfraza, oculta y edulcora los personajes de la historia y de la actualidad, reformula el significado real de las palabras, los valores y conceptos, invierte su significado, lo vacía de contenido y apunta a ver como naturales las desigualdades y las injusticias para hacer de esta sociedad un paraíso del mercado y los poderes concentrados. 


Posteriormente y puestos en evidencia los registros de desocupación, inflación, endeudamiento externo, fuga de capitales, desvalorización de la cultura, la educación, ciencia y tecnología, la salud y el desprecio por la vida que mostró el gobierno neoliberal, el discurso del ministro fue coherente. Venían tiempos de incertidumbre y había que enseñar a aceptarla. Una estrategia conocida desde fines del siglo XIX: ordenamiento, disciplinamiento social e inculcamiento de valores. Las palabras del funcionario significaban una solicitud de claudicación frente a una educación a la que se pondría al servicio del mercado.

La sociedad debe saber que el neoliberalismo disfraza, oculta y edulcora los personajes de la historia y de la actualidad, reformula el significado real de las palabras, los valores y conceptos, invierte su significado, lo vacía de contenido y apunta a ver como naturales las desigualdades y las injusticias para hacer de esta sociedad un paraíso del mercado y los poderes concentrados.

Esta comparación de sucesos que la historia repite, nos advierte para ser cautos con los “Requerimientos” que los hubo y seguirá habiendo, pero que no por ello hay que aceptarlos, sobre todo, si nos obligan a ponernos de rodillas frente al licuamiento y clausura de la política cuando esta se proyecta como mediadora de los conflictos sociales, económicos y culturales y que trabaja para que la Justicia Social, la Igualdad y la libertad sean una realidad.  


Raúl Moroni es profesor de historia
Publicidad - Fatica