14/5/2022

Política

“El hijo del viento” y los parques eólicos: Macri preocupado por Caniggia y Nannis

La mediática aseguró en sede judicial que su exesposo futbolista le escondió ganancias de negocios con importantes personajes del fútbol, la política y la Justicia. Entre contratos en negro y juicios de alto impacto, comienzan a conocerse los detalles de la denuncia penal que intranquiliza a más de uno.

Autor de la nota: Néstor Espósito

Néstor Espósito

Publicado el 14 de Mayo de 2022


Imagen de la nota '“El hijo del viento” y los parques eólicos: Macri preocupado por Caniggia y Nannis'

Las consecuencias penales del controvertido divorcio entre el ex futbolista Claudio Paul Caniggia y Mariana Nannis tramitarán en los tribunales federales de Comodoro Py. No siempre el aterrizaje de un expediente en los tribunales de Retiro es una mala noticia para los imputados del lado K de la grieta y una buena noticia para los imputados del lado M. De hecho, la Corte Suprema se tomó casi un año para resolver un conflicto de competencia, resolvió en fallo dividido e incluso le pidió opinión al procurador general interino Eduardo Casal. ¿Por qué tanta parafernalia para un divorcio conflictivo entre dos famosos del devaluado jet set vernáculo? Porque no se trata sólo de un divorcio. Y hay mucha gente preocupada.

Mariana Nannis denunció ante la Justicia que cuando se produjo la ruptura matrimonial se enteró de que su ahora ex marido le había escondido bienes que pertenecen en carácter de “gananciales” a la pareja. A menos que haya sido un pésimo administrador, al momento de la separación de bienes figuraban como propiedad de ambos “un bien inmueble y una cuenta conjunta que contenía un millón y medio de dólares estadounidenses, aproximadamente”.

Entonces Nannis prendió el ventilador. Por primera vez se sabrá con lujo de detalles el contenido de la denuncia penal, de la que hasta ahora sólo había trascendidos mediáticos.

El procurador interino Casal firmó el 31 de mayo de 2021 un dictamen en el que reprodujo gran parte de la denuncia de Nannis. “Durante la actividad profesional de su marido como jugador de fútbol –y luego de su retiro como representante de jugadores– obtuvo contactos a nivel político y económico, y ganó altísimas utilidades como producto de los contratos de venta de futbolistas, entre otros negocios que realizaba con diferentes empresas nacionales e internacionales y con inversores privados, los que le habrían proporcionado poderosos beneficios económicos”.

“También adquirió inmuebles que habrían sido sustraídos de la sociedad conyugal a través de un grupo de socios, amigos y testaferros del imputado. Asimismo, relató que halló en su domicilio copias de negociaciones entre diferentes clubes de fútbol de Argentina”.

Hasta allí, todo parece mostrar un marido millonario que, con el final del amor, intentó quedarse con casi todo lo que habían acumulado mientras estuvieron juntos y fueron padres de tres hijos.

Pero…

Nannis dijo además “que se formaron sociedades anónimas para llevar a cabo negocios relacionados a la venta de chalecos antibalas durante la gestión del entonces Presidente de la Nación, Mauricio Macri, en el ámbito del Ministerio de Seguridad”, que estaba a cargo de Patricia Bullrich.

“Además denunció que su marido –conjuntamente con Daniel Angelici , Carlos Tevez y Mauricio Macri – se habría encargado de llevar adelante una operación comercial ligada al suministro de energía mediante parques eólicos, habiéndose consolidado la operación y ocultando su comisión a través de cuentas e inmuebles de estas tres personas”. La causa Parques Eólicos es una de las tantas que están radicadas en Comodoro Py que tienen a Macri como potencial imputado y no sólo no avanzan sino que parecen haber quedado olvidadas.

Hay más. Nannis ratificó que “parte del dinero que su marido obtuvo por contratos de compraventa de jugadores de fútbol –o por contratos propios como jugador – se manejaba ‘en negro’, al margen del sistema financiero formal”. Y dijo poseer “información que acredita que Caniggia enviaba dinero a una sociedad en Uruguay y que tiene sociedades y cuentas en Suiza, Inglaterra, Uruguay, China y Qatar”.

El ex presidente Macri fue autorizado por el juez Julián Ercolini a ausentarse nuevamente del país entre el 20 y el 27 de mayo próximos. Uno de sus destinos es, justamente, Qatar.

Pese a todas esas circunstancias, dos juzgados de Comodoro Py  consideraron “que no existía interés nacional alguno que pudiera justificar su intervención en los hechos, que consideró de mero índole particular”. Dicho de otro modo: ante la posibilidad de una millonaria evasión impositiva y eventualmente, lavado de dinero, los tribunales federales de Retiro consideraron que “no existía interés nacional alguno que pudiera justificar su intervención”.

Investigar la denuncia de Nannis sobre Caniggia podría conducir a Angelici y Macri. Un hierro caliente. Cómo será la situación, que el procurador Casal cuestionó que “la escasísima investigación llevada a cabo hasta el momento no permite establecer con el grado de certeza necesario la real naturaleza de los hechos y su significación jurídica, indispensables para discernir la competencia material en la causa. No consta que se hayan realizado siquiera las mínimas diligencias de verificación, tendientes a conocer la realidad de los episodios y delimitar el concreto objeto procesal de la causa. Las deficiencias señaladas se ven corroboradas por la propia declinatoria, donde el juez federal declara su incompetencia material sin suficiente motivación”.

El dictamen obliga a los jueces a trabajar. En este caso, a Ariel Lijo, quien está subrogando el juzgado federal 12 –que supo ser de Sergio Torres, hoy en la Suprema Corte bonaerense-  y recibió el expediente por decisión de la Corte.

“Sólo a partir de la profundización de la pesquisa es posible determinar el verdadero alcance de los hechos y establecer concretamente de qué delitos trata esta causa, en la que la multiplicidad de circunstancias que componen los acontecimientos denunciados podría dar lugar a distintas hipótesis delictivas”.

 


Néstor Espósito es periodista de investigación de Tiempo Argentino y Canal Abierto. 
Publicidad - Fatica