2/6/2020

Economía

En medio de la histórica crisis en EEUU el Gobierno extiende la negociación de la deuda

Estados Unidos vive su séptimo día del histórico estallido social que desnuda la frágil situación política, social y económica del país del norte. En medio de esa hecatombe, el Gobierno extiende el plazo en la negociación por la reestructuración de la deuda externa.

Publicado el 2 de Junio de 2020


Imagen de la nota 'En medio de la histórica crisis en EEUU el Gobierno extiende la negociación de la deuda'

El ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó hoy que el Gobierno trabaja en las “enmiendas finales de la oferta” que la Argentina presentará a los acreedores, pero advirtió que “el margen que queda es escaso” para restaurar la sostenibilidad de la deuda pública externa.

En un comunicado del Ministerio  de Economía se anunció que el plazo que vence hoy para la reestructuración de la deuda pública del país con los fondos especulativos que operan como acreedores externos se extiende por razones técnicas y con el único objetivo de darle una oportunidad a una negociación que encuentra a la Argentina en una situación de ventaja histórica. 

“Hoy concluimos otra ronda de negociaciones bajo un acuerdo de confidencialidad. Las partes se siguen acercando, aunque sigue faltando una distancia importante por recorrer. Es necesario poder recorrer esa distancia. No estaría bien apurarse para cerrar algo que no le sirva a Argentina. Necesitamos un acuerdo que cuide a Argentina. Eso es lo que me encomendó el Presidente. Y nosotros actuamos de forma firme sobre la base de ese principio”, sostuvo Guzmán. 

La diferencia entre el camino recorrido hasta aquí, y el camino que resta recorrer, está marcado por la inestable situación política, social y económica en los Estados Unidos, de cuyos lineamientos dependen los organismos multilaterales de crédito que alientan una pronta resolución a la negociación y los principales acreedores extranjeros del país. 

Sin ir mas lejos, el fondo BlackRock, segundo tenedor extranjero de bonos de la deuda nacional, es catalogado por los medios especializados de las finanzas de Wall Street como "el cuarto poder" de Estados Unidos, precisamente por ser el fondo que capitalizara la emisión del Tesoro para construir un salvataje económico que dispuso la administración de Donald Trump. 

El salvataje anunciado en Estados Unidos sobre la economía, terminó volcado exclusivamente en la rentabilidad financiera de unos pocos. Mientras el país se incendia en un histórico estallido social, la bolsa de valores sigue registrando ganancias al galope de la especulación y la rentabilidad de las grandes corporaciones. 

Mientras Estados Unidos colapsa como actor hegemónico del diseño de la economía global, Argentina negocia sincronizadamente con otros países la reestructuración de su deuda. 

El temor de los acreedores extranjeros es que la Argentina siga avanzando en la investigación de la fuga de capitales durante los cuatro años de Gobierno de Mauricio Macri y, fundamentalmente, establezca que los fondos recibidos como deuda externa, sirvieron para financiar la rentabilidad en dólares y en guaridas fiscales de las grandes empresas que operan en el país. 

En ese contexto, la estrategia de ganar tiempo debe ser acompañada por una estrategia agresiva para disciplinar las presiones de los fondos de especulación y sus operadores mediáticos locales. 

Tendremos en cuenta el comunicado que hizo el FMI esta mañana a la hora de decidir las enmiendas finales. El margen que queda para enmendar la oferta es escaso, el mismo FMI dijo que está ‘marginalmente debajo’ del límite que permitiría restaurar la sostenibilidad de la deuda, que es el mandato que también nos dio el Congreso de la Nación cuando se aprobó la ley de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública bajo ley extranjera”, afirmó el Ministro.

Asimismo, señaló que una vez preparadas “las enmiendas finales, es probable que volvamos a entrar en negociaciones bajo acuerdos de confidencialidad para limar detalles que nos permitan maximizar la participación de los acreedores”.

“La extensión de hoy es simplemente por una razón técnica. Se extiende la oferta para tener unos días más para enmendarla. Y una vez que se enmiende, se volverá a extender la fecha de cierre de la oferta”, aclaró Guzmán.

Publicidad - Fatica