5/5/2020

Política

Gerardo Morales: de expulsar ciudadanos a la apertura del turismo, sin escalas

De sobreactuar la pandemia a la desesperación por el desastre económico de una provincia hiper endeudada. Garardo Morales pone a prueba el sentido común.

Publicado el 5 de Mayo de 2020


Imagen de la nota 'Gerardo Morales: de expulsar ciudadanos a la apertura del turismo, sin escalas'

Foto: Prensa Jujuy

Desde el minuto cero del desarrollo de la pandemia en nuestro país, Alberto Fernández escogió a Gerardo Morales y Horacio Rodriguez Larreta para sumarlos a sus comunicaciones oficiales en un claro gesto de búsqueda de concertación política frente a la crisis.

Gerardo Morales vio una enorme oportunidad de licuar su débil imagen, y obtener apoyo nacional suficiente para renegociar las condiciones de una deuda externa contraída por la provincia en su anterior gestión de manera absolutamente irresponsable, y que ahora pone en jaque sus finanzas y lo enfrenta a la necesidad de pagar los salarios provinciales en cuotas.

El demoledor tratamiento mediático a la necesidad de ingresar a un aislamiento obligatorio en todo el país, le permitió a Gerardo Morales sobreactuar su estética de “patrón de estancia” que tan bien conoce y practica.

Desde impedir el retorno de jóvenes jujeños que estudian en otras provincias a pasar la cuarentena junto a su familia, la polémica decisión de “marcarles” las casas como si aún la provincia permaneciera anclada en el medioevo, la ilegal expulsión de migrantes en un colectivo que despachó hacia la Ciudad de Buenos Aires, las irresponsables declaraciones de que en Buenos Aires iba a explotar todo, hasta los videos confeccionando barbijos caseros y la creación de pánico permanente al contagio para justificar sus decisiones, parecen haber quedado en el pasado.

En forma clandestina, y sin que sea considerado actividad esencial, Gerardo Morales continuó con las labores que su hijo desarrolla en los cultivos de marihuana que lleva adelante para consumo de la multinacional Green Leaf Farma. También, facilitó el desplazamiento interno de obreros del grupo económico “Ledesma” sin ningún tipo de medida de prevención.

Pero ahora, cambiando radicalmente el discurso, se apura en anunciar que el día 1 de Junio de 2020, cuando siquiera se conoce las consecuencias de la eventual expansión del coronavirus en la Argentina, habilitará el turismo interno.

De hecho, Jujuy será la primera provincia en reabrir el turismo desde que se impuso la cuarentena en todo el país, el 1 de junio próximo, en principio sólo para turistas residentes en su territorio, aunque se estudia ampliarlo a provincias vecinas, anunció el gobernador provincial, Gerardo Morales.

Los detalles del plan de reapertura de las actividades turísticas, denominado "Jujuy para los jujeños", se conocerán mañana, según lo adelantó anoche el mandatario provincial.

"El día miércoles (6 de mayo) anunciamos un plan de turismo que va funcionar desde el 1 de junio y se va a llamar Jujuy para los jujeños", anticipó Morales, quien apuntó que también se evalúa establecer un corredor con Salta y Catamarca.

Con el gobernador salteño, Gustavo Sáenz, evaluarán la situación epidemiológica, que es similar a la de Jujuy, para habilitar un paso entre las dos provincias y, "en un par de semanas tendremos las mismas medidas de seguridad", indicó.

"Estamos fuertes en las fronteras y tenemos las mismas políticas", sostuvo Morales, quien detalló que "la idea es ampliar la zona y tratar de trabajar con Catamarca, que no tiene casos".

"Queremos crear una zona verde donde reactivemos a full la economía, sostuvo Morales".

Ayer, el sector privado de la gastronomía jujeña difundió un protocolo consensuado con el Comité Operativo de Emergencia provincial, llamado "Gastrotur Jujuy", con una serie de normas a cumplir por restoranes y confiterías para cuidar la salud de clientes, trabajadores y proveedores de esos establecimientos, con vistas a la reapertura del turismo local.

Gerardo Morales está absolutamente desanclado de la realidad. Los desastres económicos de su provincia obedecen a la espantosa gestión económica que lleva adelante, al feroz endeudamiento a la que ha sometido, y a las concesiones onerosas del litio y la marihuana a la pretensión de las multinacionales.

Ahora, parece que bajo el pretexto de reactivar la economía, Garardo Morales apuesta por el contagio masivo de sus habitantes. 

Publicidad - Fatica