17/1/2021

Política

Gran movilización por la libertad de Milagro Sala a la Corte, el basurero de la democracia

Una multitudinaria movilización concurrió ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación con el reclamo para que absuelva a Milagro Sala y ordene su inmediata libertad luego de cinco años de injusta prisión que sufre. La movilización llenó de basura la Corte Suprema, a la que denominó “el basurero de la democracia”.

Publicado el 17 de Enero de 2021


Imagen de la nota 'Gran movilización por la libertad de Milagro Sala a la Corte, el basurero de la democracia'

Cerca de treinta mil personas marcharon ayer en la Ciudad de Buenos Aires hacia la Corte Suprema de Justicia de la Nación los Tribunales de Justicia para reclamar por el cese del lawfare, o persecución judicial, contra militantes populares y la inmediata libertad de Milagro Sala y los presos políticos.


Mientras que la provincia de Jujuy fue militarizada por el carcelero Gerardo Morales, con operativos policiales en todos los ingresos. A pesar del desmedido operativo policial desplegado en la provincia, las organizaciones sociales, el pueblo jujeño y la Tupac Amaru a la cabeza se movilizaron en todos los pueblos y en las principales ciudades jujeñas.


El coordinador nacional de la Organización Barrial Tupac Amaru, Alejandro “Coco” Garfagnini, marchó junto a las organizaciones en CABA y destacó la multitudinaria participación. “La movilización fue multitudinaria, muy grande, con la decisión de lxs compañerxs que nos vienen bancando hace 4 años, peleando por la libertad de Milagro. Todo lo que es el movimiento sindical, los movimientos sociales, organismos de DDHH, organizaciones políticas. Caminé en un momento toda la marcha por la 9 de Julio desde el Obelisco y llegaba hasta Belgrano”.

“Cumplimos el objetivo que fue simbólicamente depositarle una bolsita de basura cada compañerx a la Corte, al ‘basurero de la democracia’ y fue muy contundente. Vamos a seguir con acciones contra esta Corte hasta que se digne a tratar los recursos de nulidades que tienen las causas de Milagro y a establecer un sistema de justicia adecuado al estado de derecho, porque durante todo este tiempo ha sido el brazo ejecutor del lawfare y de la persecución de los dirigentes del movimiento popular. Como lo anunciamos en aquel acto en el que hicimos la misa, hace 15, 20 días y también fue multitudinario, hoy lo venimos a reafirmar y vamos a seguir viniendo todas las veces que haya que venir en repudio a una Corte que tiene un nivel de desprestigio asombroso y cada vez mayor”, subrayó Garfagnini quien hizo alusión a la reciente jornada de protesta en el marco de la Navidad sin presos políticos.

En cuanto a las expectativas sobre la resolución de la Corte Suprema, Garfagnini señaló que “Tenemos expectativas porque sino la Corte va a seguir en un proceso de caída libre en sentido de desprestigio. Ya hoy es el basurero de la democracia. No sé hasta dónde quiere llegar la Corte en su desprestigio, así que aspiramos a que por lo menos intente resarcir algún tipo de cuestión de todo el daño que hizo durante los 4 años macristas. La honorabilidad de esta justicia, de estos personajes, ya está por el piso.”


En lo que respecta al rol del presidente, Garfagnini señaló “Hubo muchas declaraciones de Alberto planteando cuál era su posición. Básicamente la misma que tuvo cuando fue a ver a Milagro hace unos años cuando aún no era candidato y la fue a ver al penal. Después lo sostuvo en su campaña electoral y como presidente ha dicho que la prisión de Milagro y lxs compañerxs de la Tupac Amaru es ilegal y arbitraria. La vicepresidenta también se ha pronunciado en la misma dirección, quizá con otro énfasis y creo que está reflejado en su última carta pública.”


“Creo que lo que resta para que Argentina vuelva a tener un estado de derecho pleno es que la Justicia vuelva a tener un sistema de administración lo más independiente posible y no contaminado de servicios de inteligencia, relaciones políticas, de ejercer la mano de obra, o ser el brazo ejecutor de los políticos neoliberales que tuvo el país. Tendría que darse cuenta la Corte que el macrismo no gobierna más, a menos que quieran ser las viudas del neoliberalismo. Argentina se merece un sistema judicial serio, no este que existe, que existió durante los años de macrismo” añadió.

Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo línea fundadora, APDH, HIJOS, la Liga Argentina por los derechos del hombre, familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas, junto a la mesa de organismos de derechos humanos dijeron presente en la convocatoria.


En un comunicado señalaron que “La persecución y la cárcel impuesta a Milagro y a lxs suyxs, fue a consecuencia de su militancia y compromiso con lxs más humildes y vulnerables, por animarse a enfrentar a los poderosos y lograr el reconocimiento de derechos para su pueblo. Hoy tras cinco largos años, esperan que la Corte Suprema de Justicia de la Nación revise la causa que los tiene en prisión, conocida como “Pibes Villeros”. Se trata de un juicio escandaloso, absolutamente viciado y por lo tanto nulo, cuya suerte está en manos del Máximo Tribunal. El tiempo apremia, veremos si deciden consolidar una infamia o finalmente serán capaces de hacer justicia”.


Para los organismos “es evidente que el poder judicial en la Argentina demanda urgente atención, debe ser reformado y democratizado. Mientras tanto, creemos que las injusticias señaladas aquí hay que repararlas perentoriamente, revisarlas y sanearlas, al igual que las causas y los responsables que las promovieron y ejecutaron.”

En lo que respecta a la situación de Jujuy, advirtieron que “En el caso de Jujuy, exhortamos a que el Senado avance con el trámite para lograr la intervención del poder judicial de esa Provincia, que obsecuente con el poder de turno y los poderes fácticos, ha validado, por acción u omisión, infinidad de arbitrariedades.”


Y resaltaron “resulta por demás notorio que, a pesar del tiempo transcurrido, la guerra judicial desatada por Mauricio Macri y sus socios, no ha cesado. Es una rémora que no acabará por autodepuración, que debe ser removida por el gobierno popular, porque condiciona la gobernabilidad y pone en serio riesgo la Democracia.”

Publicidad - Fatica