16/10/2021

Opinión

#HistoriaNativa: De regreso a octubre…

"Una de las enseñanzas posibles del 17 de octubres del '45 es que el ejercicio del gobierno siempre está en disputa, siempre alguien presiona y puja por sus intereses de sector...." repasa David Acuña en ésta nueva edición de Historia Nativa. "Hay que jugarse".

Autor de la nota: David Acuña

David Acuña

Publicado el 16 de Octubre de 2021


Imagen de la nota '#HistoriaNativa: De regreso a octubre…'

Suele indicarse el 17 de octubre de 1945 como la fecha de nacimiento del peronismo. Sin embargo, Evita en “Historia del Peronismo” señalaba que el verdadero inicio del peronismo debe ser buscado en la obra de gobierno que Juan Perón despliega a partir que asume la dirección de la Secretaría de Trabajo y Previsión el 27 de noviembre de 1943. De esta manera, Evita pone el eje en que la “lealtad” que los trabajadores manifestaron en 1945 es a un proyecto político determinado. Obviamente el ejercicio del poder se encarna, no es algo abstracto, y Perón supo hacerse carne de una política apoyándose en la clase trabajadora organizada para terciar en las contradicciones internas que la Revolución del '43 había puesta de manifiesto en la Argentina.

Efectivamente, el pronunciamiento del 4 de junio de 1943 pone fin al sistema fraudulento de la Década Infame comenzando a desarmar el entramado de corrupción y entrega de soberanía de los gobiernos conservadores. Entre 1943 y 1945 se institucionalizaron con fuerza de ley una serie de reivindicaciones de los trabajadores que prácticamente eran enarboladas desde el propio origen del movimiento obrero. La política emanada desde la Secretaría de Trabajo y Previsión tendientes a mediar en la relación conflictiva entre los sectores del trabajo y el capital le permitió a Perón forjar una alianza que beneficiara a ambos sectores. Por su parte la embajada norteamericana, la Corte Suprema y la oligarquía terrateniente, ven en esta alianza un peligro concreto para sus intereses particulares. De esta manera, la presión ejercida sobre los generales de la Revolución los vuelve temerosos de la profundización de las políticas sociales del coronel Perón y lo detienen obligándole a renunciar a todos sus cargos.

La irrupción callejera de las bases obreras desbordando sus propias conducciones sindicales logra terciar a favor de la liberación de Perón y en defensa de las conquistas logradas hasta el momento. El 17 de octubre de 1945 es un punto de inflexión que obliga al proceso abierto en junio de 1943 a tomar un nuevo camino donde la clase trabajadora pasa a ser un actor central en la construcción de la nueva institucionalidad estatal y social que le permitiera al pueblo argentino en su conjunto lograr una serie de reivindicaciones materiales, legales, de soberanía, democracia y de justicia, como nunca antes se habían tenido.

Una de las enseñanzas posibles del 17 de octubres del '45 es que el ejercicio del gobierno siempre está en disputa, siempre alguien presiona y puja por sus intereses de sector. Pero, si de lo que se trata es de gobernar en función de las grandes mayorías sociales del país éstas no pueden quedar al margen ni de las decisiones ni de la implementación institucional de las mismas. Si así fuera, si quedaran al margen, sólo habría dos caminos posibles: a) la sumisión absoluta del pueblo a intereses minoritarios; b) la irrupción en la calle del pueblo para hacer tronar el escarmiento… las dudas y la gran avenida del medio duran poco tiempo.

Regresemos a octubre. Hay que jugarse.

Publicidad - Fatica