27/3/2021

Sociedad

Hugo Sigman, el negocio farmacéutico y el por qué de la faltante de vacunas

“Se deben incautar las vacunas de Oxford que Sigman tiene en Garín, envasarlas a través de la industria pública y/o contratando-alquilando los laboratorios privados que hagan falta y colocarlas (voluntariamente) en nuestra población.” Así lo sostuvo el prestigioso médico Medardo Ávila Vazquez.

Publicado el 27 de Marzo de 2021


Imagen de la nota 'Hugo Sigman, el negocio farmacéutico y el por qué de la faltante de vacunas '

Argentina superó las 55.000 muertes de personas que presentaban infección con Covid 19 y los 2,2 millones de contagios.

Con un esfuerzo que permite mostrar mejores estadísticas que algunos países centrales, nuestro país logró acceder a la distribución de casi 4,2 millones de dosis y aplicar –hasta ayer- casi 3,5 millones.

Además, "estamos con contrato firmado y esperando la confirmación de China de cuándo van a estar disponibles las Sinopharm, nos dijeron que a mediados de la semana que viene llegará el primer millón de las vacunas, y estamos terminando de organizar la fecha" sostuvo la Ministra de Salud, Carla Vizzotti. La vacuna de China, además, obtuvo el aval de la ANMAT para empezar a aplicarse a mayores de 60 años.

En referencia al decreto publicado ayer donde el Gobierno nacional suspende los vuelos con Brasil, Chile y México y suma controles para los viajeros que regresen desde otros países, Vizzotti aseguró que las medidas estuvieron "consensuadas con gobernadores y gobernadoras así como con el Consejo Asesor la Comisión Nacional de inmunizaciones".

"El objetivo es minimizar la posibilidad del ingreso de nuevas variantes del virus además de ver el aumento de casos que se observa en lo global, y en los países de la región, junto con estas nuevas variantes que son más transmisibles y podrían ser también más letales", definió Vizzotti.

En la misma línea, remarcó que es una "estrategia que tiene un desafío grande que busca primero proteger a la población que está expuesta al virus que viene del exterior, desalentar los viajes, y a la vez para quienes viajen igual se le den las acciones de control al regreso para minimizar el ingreso de nuevas cepas".

Por otra parte, consultada sobre si se podría dictar un nuevo confinamiento ante una eventual segunda ola, respondió: "No estamos pensando en un confinamiento" pero que si "hiciera falta se piensa no en confinamiento sino en reducir la circulación de personas".

La escasez global de vacunas

Si bien nuestro país puede exhibir una cantidad de vacunas muy superior a muchos países europeos en proporción de habitantes, lo cierto es que la crisis por faltantes de vacunas que recibe quejas en términos globales es consecuencia inevitable del negocio de las grandes corporaciones farmacéuticas.

“Con tal de salvaguardar los intereses comerciales de las grandes empresas farmacéuticas que producen las vacunas …. se está dando lugar a una carencia generalizada de vacunas, sencillamente, porque no se está aprovechando toda la capacidad potencial de fabricación de vacunas” sostiene el economista y catedrático español Juan Torres López, quien al mismo tiempo considera que las pruebas para alcanzar esa conclusión son inapelables.

Unicef advierte que “Solo se está utilizando un 43% de la capacidad que hay en el mundo para producir las vacunas ya aprobadas”. Oxfam destaca que “Las tres fabricantes más grandes de vacunas solo están produciendo para el 1,5% de la población mundial, un volumen muy por debajo de su capacidad potencial al no tener acceso a las licencias”.

“La industria farmacéutica tiene como objetivo el incremento de sus beneficios empresariales, que repercuten primordialmente en sus accionistas. Este es un objetivo muy legítimo en las economías de mercado, pero que puede entrar en conflicto (y lo hace frecuentemente en áreas sanitarias y de salud pública) con el bien común de la mayoría de la ciudadanía” advierte Vicenç Navarro, quien ha sido Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona. 

Sigman y la Argentina

En un artículo que compartimos en esta edición de InfoNativa, el médico pediatra y neonatologo Medardo Ávila Vázquez, quien ocupara la Subsecretaría de Salud de la ciudad de Córdoba y fuera recientemente despedido de una clínica privada por asumir el tratamiento de un niño enfermo por leucemia, como parte de su política de brindar salud en pueblos fumigados con agrotóxicos.

Ávila Vazquez describió el acercamiento de Argentina con la multinacional AstraZeneca para hacerse con dosis de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford.

“La Universidad de Oxford dueña del desarrollo de la vacuna génica contra SARS-Cov2 se asoció a la multinacional Astra Zeneca con la condición de que su producto se fabricara en todos los continentes para estar disponible en todos los pueblos y que tuviera un costo que solo doblara o triplicara el costo de fabricación (vale 4 dólares)” explicó el médico.

Sostuvo que para nuestra región “el producto se fabrica en Argentina en la planta de una de las empresas de Hugo Sigman (MbXCiencie) en Garín, provincia de Bs.As., de aquí se envía a México donde una empresa de Carlos Slim la iba a envasar y distribuir”.

Así, señaló que “Todo marchó muy bien, hasta que en los primeros días de marzo debían entregar 25 millones de dosis al estado nacional, pero eso no pasó ni pasará. Desde febrero se están enviando semanalmente 6000 litros de la vacuna a México donde no se pueden envasar porque la EE.UU. retienen filtros y envases. 6000 litros que generarían cerca de 50 millones de dosis que Nuestramérica necesita con urgencia”.

“Las previsiones de provisión de vacunas para los argentinos están incumplidas, pero a diferencias de otros países, aquí se están fabricando 18 millones de dosis por semana, en un laboratorio construido con fondos públicos y con un contrato ya saldado e incumplido por Sigman” advierte.

En este contexto, señala que conviven en la Argentina dos miradas antagónicas, pero que no alteran los intereses económicos en disputa.

Aclara que la Alianza Cambiemos “desde su manual neoliberal reclama liberar el acceso, que provincias y municipios compren por su lado lo que consigan y que las personas compren su vacuna a sus cadenas de farmacias amiga o por prepaga u obra social premiun, replicando un modelo criminal para la salud colectiva.

Por otro lado, el gobierno nacional “que trata conseguir remanentes de vacunas intentando quedar bien con Dios y con el Diablo cuando la pandemia quema, esta atrapado en las miserias de una distribución nebulosa, tanto a nivel nacional, provincial como en ciudades y pueblos, donde la necesidad de vacunas se presta a cualquier cosa.”

Sin embargo, Ávila Vazquez advierte que hay una tercera opción que demanda una urgente solución que importa decisiones políticas fuertes. “Se deben incautar las vacunas de Oxford que Sigman tiene en Garín, envasarlas a través de la industria pública y/o contratando-alquilando los laboratorios privados que hagan falta y colocarlas (voluntariamente) en nuestra población. No podemos seguir vacilando y simulando que vacunamos con pequeñas cantidades de dosis, mientras en nuestras narices se llevan las vacunas de nuestros pacientes” advierte.

En el mismo sentido la FESPROSA, Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina, el Colectivo Sanitario Andrés Carrasco, la Asociación Latinoamericana de Medicina Social, Filial Argentina y la Red Universitaria de Ambiente y Salud, entre otras personalidades, sostuvieron que “pocos argentinos saben que en una planta del conurbano mABxcience, propiedad del empresario Hugo Sigman, se producen semanalmente varios millones de dosis de vacunas Astra Zeneca que son enviadas a Mexico, donde el magnate Carlos Slim se comprometió a envasarlas y enviarnos 25 millones de dosis. Pero al día de hoy no ha enviado ni una y no se sabe cuándo lo hará. Arguye problemas de provisión logística.”

Y advierten que “Argentina cuenta con dos plantas públicas con capacidad de envasar productos biológicos. Son el Laboratorio de Hemoderivados de la UNC y el Instituto Biológico Tomás Perón de La Plata. También hay establecimientos privados con la misma potencialidad.”

Por esa razón proponen “Suspender las remesas a México de la vacuna de AstraZeneca hasta que no comience la entrega por parte de dicho país de manera regular y suficiente las vacunas envasadas y que se autorice bajo el régimen de emergencia a los laboratorios públicos y privados a envasar la vacuna producida por mABxcience proveyendo de la asistencia técnica y financiera necesaria.”

Publicidad - Fatica