23/2/2021

Tendencias

La UNC potencia su capacidad de cálculo con una nueva supercomputadora

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) adquirió una supercomputadora, que sería la más poderosa del país.

Publicado el 23 de Febrero de 2021


Imagen de la nota 'La UNC potencia su capacidad de cálculo con una nueva supercomputadora'

La comunidad científica de Argentina celebra la nueva adquisición de la Universidad Nacional de Córdoba que consigue elevar considerablemente la capacidad de cómputo disponible en el país.

Se trata de una supercomputadora, con capacidad de realizar hasta 156 billones de operaciones -con números decimales- por segundo. Se espera que el nuevo artefacto sea de gran provecho tanto para la comunidad científica, como para el sector socio-productivo.

Por lo pronto, se sabe que quienes más provecho podrán sacarle son científicos y científicas con estudios vinculados a la astronomía, química, biotecnología, ciencias sociales, estadística, física e ingeniería, entre otros campos.

“Serafín”, que es el nombre con el que se bautizó este equipo que fue adquirido gracias al Programa de Adquisición de Grandes Equipamientos, impulsado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la universidad e implicó una inversión de 371 mil dólares, y transformó a la institución la de mayor capacidad de cálculo de todo el país.

Los prácticamente 800 kilogramos de equipo que conforman Serafín llegaron a Ciudad Universitaria a media tarde del martes 9 de febrero y se espera que esté completamente operativa para mediados de marzo, cuando finalice el periodo de pruebas.
A la fecha, el Centro de Cómputo de Alto Desempeño de la universidad, cuenta con una capacidad de cálculo de 71 teraflops, gracias al trabajo en simultáneo de tres supercomputadoras, Mendieta (~ 9 teraflops pico), Mulatona (~6 teraflops pico) y Eulogia (~ 56 teraflops pico).

Una vez que Serafín se encuentre en completo funcionamiento, podrá incorporar 156 teraflops extra, logrando un rendimiento del 320% en relación a su actual funcionamiento.

Según explica Oscar Reula, director del CCAD, existe una supercomputadora de mayor capacidad de cálculo en el país, pero que la misma pertenece al Servicio Meteorológico Nacional, por lo que solamente cumple esa función específica.
Serafín, si bien no es la más grande, estará disponible para toda la comunidad científica. Esto representa un verdadero logro para todos los científicos del país y de la región, ya que según asegura Reula, el CCAD posee una política abierta. En ese sentido, permite el acceso a científicos y científicas de todas las provincias e incluso de países limítrofes que podrán hacer uso de la capacidad de cómputo instalada en la UNC.

“Hoy en día no se puede hacer ciencia en casi ningún campo si no se usan las supercomputadoras, son una herramienta fundamental. Para que nuestra ciencia y tecnología no se atrasen, decidimos que las usen todo lo que puedan”, sintetiza.

Entre los potenciales usos que podría llegar a tener, destaca el desarrollo de nuevos medicamentos y tratamientos que puedan resultar efectivos para mitigar los impactos de la pandemia; “Muchos de esos trabajos utilizan técnicas de simulación conocidas como docking molecular, o técnicas donde se testean medicamentos ya aprobados para otras terapias y que son analizados para evaluar su acción contra el virus SARS-CoV-2. Hay proyectos que están muy activos y necesitan esa capacidad de cómputo porque lanzan miles de millones de cálculos para encontrar algún fármaco en particular que tenga una actividad específica contra ese virus”, finalizó.
Publicidad - Fatica