23/10/2021

Política

Los mapuches y la invención de un enemigo

“Son terroristas” señalan los que se creen propietarios de la tierra, lo repite la gobernadora de Río Negro y lo dramatiza como un payaso Sergio Berni. Todo narrado en forma homogénea por las corporaciones mediáticas. Las tierras reclamadas bajo el amparo de la ley 26.160 disparan el histórico recurso de “construir al enemigo”.

Publicado el 23 de Octubre de 2021


Imagen de la nota 'Los mapuches y la invención de un enemigo'

Entre los últimos libros que dejó como regalo el magistral Umberto Eco en su paso por ésta vida se encuentra “Construir al enemigo”, una recopilación barroca de textos –hilarantes muchos de ellos- en los que recorre aquella máxima que se erige desde los albores de la humanidad, la necesidad de moldear nuestra identidad señalando al enemigo.

“Tener un enemigo es importante no solo para definir nuestra identidad, sino también para procurarnos un obstáculo con respecto al cual medir nuestro sistema de valores y mostrar, al encararlo, nuestro valor. Por lo tanto, cuando el enemigo no existe, es preciso construirlo”, señala Umberto Eco en uno de los pasajes de su texto.

En territorio hoy conocido como España, allá por el Siglo VI, la invención del enemigo adquiría formas diabólicas, deshumanizadas, que forjaban en la identificación de lo humano, las bondades de una comunidad a la que la definía ser distinta a esos personajes diabólicos.

Mucho más cerca de nuestra historia, y sobre la sangre regada en nuestro suelo, aún se puede observar con nitidez el escalofriante legado de aquella máxima de Sarmiento contenida en el Facundo o la civilización y la barbarie.

Sarmiento se inventó un problema, para lograr identificar lo que no se identificaba como el pretendía. Para Sarmiento, la civilización era la representación de lo urbano, aquello que estaba en contacto estrecho con lo europeo, lo que en su imaginario identificaba como "progreso".

En las filas de la barbarie se enrolaba el campo, la ruralidad, el negro, el indio, el gaucho, el peón. Decía el bárbaro Sarmiento: “Quisiéramos apartar de toda cuestión social americana a los salvajes por quienes sentimos sin poderlo remediar, una invencible repugnancia”.

En esa tradición histórica se enrola la coyuntural ofensiva anti mapuche desatada por la gobernadora de Río Negro, que intenta caer en simpatía a los que se creen dueños de aquella tierra patagónica, y no aceptan reclamo alguno que ponga en discusión la legalidad y legitimidad de los títulos de propiedad que ostentan. 

"En septiembre se dio a conocer públicamente la Lof Quemquemtrew en el paraje rural Cuesta del Ternero, a unos 15 kilómetros al noreste de El Bolsón (Río Negro). Tomó el nombre del río que nace en un cordón montañoso, desciende y atraviesa la localidad turística. Rolando Rocco, un forestador de Chubut, la denunció por presunta usurpación de tierras sobre las que reclama derechos. Para notificar de esa denuncia a la nueva comunidad, la Justicia local montó un dispositivo de seguridad inédito para el área rural”, explican desde el Colectivo Adalqui.

“El viernes 24 de setiembre, el gobierno de Arabela Carreras se apresuró a comunicar, a través de prensa de la policía, que “se había recuperado el campo usurpado para ser restituido a su ocupante fiscal”. La jefa de gobierno estaba muy cerca, haciendo un anuncio oficial. Tal vez pensaba repetir y mejorar el desalojo exprés realizado contra la Lof Gallardo-Calfu en El Foyel en noviembre del año pasado” remarcan.

Las claves para entender la dimensión que escaló el conflicto, es que tras el desalojo, un grupo de la comunidad reingresó en la tierra volviendo a ocupar la misma.

El tropiezo político electoral de Carreras, la llevó a alzar la voz contra el Gobierno Nacional para reclamar el envío de fuerzas federales que aseguren el territorio. La carta que le enviara al Presidente de la Nación, fue un bálsamo para los medios corporativos de nuestro país, permitía erigir un conflicto focalizado en la reinvención de un enemigo recurrente en éste tiempo, los Mapuches.

Luego de un tire y afloje con la cartera de Seguridad, conducida por Aníbal Fernández, las fuerzas fueron enviadas tras un sospechoso -y oportuno- ataque al Club Andino que fue tildado de “terrorista” y achacado a la comunidad.

La teatralización de Sergio Berni, acompasando a los intereses políticos que traduce Infobae, le sumaron dramatismo a una situación que tuvo su anterior escalada con Patricia Bullrich y la construcción simbólica de las RAM que terminó con un joven asesinado a tiros por la espalda y Santiago Maldonado muerto en el Río Chubut tras la brutal represión de Gendarmería Nacional.

"Los incendios sin investigación, y sin un resultado serio que confirme la autoría de esos atentados, son endilgados a la comunidad Mapuche", denunció Orlando Carriqueo, Werken y vocero del pueblo Mapuche Tehuelche de Río Negro, y agregó "que se use la palabra Terrorismo, implica caminar hacia el Terrorismo de Estado", respecto de la denuncia presentada por la gobernadora Arabela Carreras.

"Nosotros repudiamos los incendios como organización Mapuche Tehuelche", afirmó Carriqueo. En ese sentido aseguró que "le cabe la responsabilidad al gobierno de esclarecer los hechos": "Repudiamos este tipo de hechos, pero exigimos que el Estado, el gobierno investigue seriamente y llegue a la responsabilidad de estas situaciones".

Desde distintas organizaciones y colectivos reclaman por el fin a la persecución al pueblo Mapuche luego de que desde distintos sectores políticos y medios de comunicación se los responsabilizara del incendio de las instalaciones del Club Andino Piltriquitrón.

Incendios, la ofensiva desde el discurso, la estigmatización mediática y la movilización de fuerza represiva, no es casual en esta coyuntura. Durante el mes de noviembre, en definitiva, se pone en discusión la prórroga de la ley 26.160, que obliga a relevar los territorios de los pueblos originarios y suspende los desalojos mientras esté vigente.

“En noviembre próximo vence la cuarta extensión de esta Ley de Emergencia Territorial Indígena. A 15 años de su aprobación, todavía faltan relevar más de la mitad de las comunidades indígenas existentes. Según datos del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), de las 1.760 comunidades indígenas registradas en el país solo 745 cuentan con el relevamiento culminado. Es decir que, resta más del 57% de las comunidades” señalan desde el portal Periodismo Popular.

Por su parte, Santiago Rey, director periodístico del portal “En estos días”, habló en Radio Gráfica sobre el tema y analizó cómo es tratado en los medios masivos de comunicación. “Muchas veces la forma de presentar la noticia en los propios títulos es ‘el conflicto mapuche’, ya teniendo, de alguna forma, la manera de aproximación a un tema que es tanto más complejo y que se lo acota al tratamiento de algunos hechos que ganan mucha visibilidad y que en realidad tapan la cuestión de fondo”, manifestó.

En el lugar del incendio se encontraron mensajes contra la gobernadora rionegrina, el intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano, y los empresarios Lewis y Benetton. “No vamos a avalar ningún tipo de violencia en Río Negro, que ponga en peligro la vida de las personas y destruya las instituciones”, expresó Carreras en su cuenta de Twitter.

“El debate no es sólo por la cuestión de la tierra sino por el cumplimiento de la ley vigente que es la 26.160, que es la de relevamiento territorial, que establece que los estados nacionales y provinciales deben realizar un relevamiento para determinar la presencia, en términos históricos y actuales, de las distintas comunidades”, aseguró el periodista y recordó que este año debe discutirse la prórroga de la normativa.

“Lo que está sucediendo ahora va a darle un contexto muy negativo para la posibilidad que se avance en un debate por fuera de la discusión sobre si terrorismo si o no, represión si o no. Me parece que se ha generado un contexto muy negativo para el debate, en los términos que se trata de una ley de fondo, que hace a una cuestión estructural sobre cómo se plantea el Estado su vínculo con los pueblos preexistentes a la conformación del Estado y aún existentes”, opinó.

De cara a las elecciones. Santiago Rey afirmó que el Frente de Todos “está en un brete” con respecto al tema. “Si uno analiza los resultados electorales en Río Negro, hay un conjunto de votantes con una mirada conservadora que los partidos necesitan fidelizar para garantizarse un piso que le permita ingresar diputados las próximas elecciones. Acá el Frente de Todos salió tercero en una elección legislativa. Esto no sucedía hace mucho tiempo. Creo que está en un brete, que no articula un discurso claro sobre este tema y tiene sobre sus espaldas el peso de no haberlo resuelto cuando se sancionó la ley 26.160 en 2006”, sostuvo.

Para tener a pueblos y supuestas amenazas a raya es necesario “el Enemigo”, la invención y paciente construcción de un enemigo, nos dice Umberto Eco en su obra, donde repasa, incluso, cómo la construcción de un insulto transformada en ideología, supera los umbrales de la estupidez, hasta alcanzar el dramático estadío del insulto a la inteligencia.

Algo de eso fabricó sin éxito coyuntural Patricia Bullrich en la última prórroga de la ley 26.160. Algo de ese papel intenta representar Arabela Carreras en la actualidad, para el colmo, en un escenario electoral en el que la política no encuentra horizonte para su nube de desconcierto.

Publicidad - Fatica