9/6/2020

Política

Masivo apoyo a la decisión de intervenir Vicentin y las quejas de una oposición sin argumentos

Tras conocerse el decreto que anuncia la intervención del Vicentín SAIC por el Estado Nacional, principal acreedor de la empresa en su concurso preventivo, fuerzas políticas, sociales y sectores económicos del agro respaldaron la decisión. La oposición la rechaza aferrada a argumentos ideológicos.

Publicado el 9 de Junio de 2020


Imagen de la nota 'Masivo apoyo a la decisión de intervenir Vicentin y las quejas de una oposición sin argumentos'

Alberto Fernández sorprendió a propios y extraños ayer por la tarde al señalar “vamos a expropiar Vicentín”, una decisión reclamada por distintos componentes del Frente de Todos, pero que aún era una asignatura pendiente para el Gobierno Nacional.

La decisión tiene dos fases. Por sesenta días el Estado Nacional dispuso la intervención de la empresa Vicentín SAIC, concursada preventivamente en la justicia de Santa Fe, tiempo en el cual, se ingresará un proyecto de ley al Congreso con el objetivo de declarar de utilidad pública la empresa y decidir con ello su expropiación.

La decisión encontró masivo respaldo en la dirigencia política y social que demandaba mas protagonismo del Estado en el negocio agroexportador, cartelizado por un puñado de multinacionales que digitaban el mercado y que se quedaban con la parte del león en el negocio con los pequeños productores.

Economistas de múltiples sectores han expresado el respaldo a la decisión asumida por Alberto Fernández. La necesidad que tiene el país de poder asegurar el ingreso de divisas extranjeras, y el uso especulativo que las corporaciones agroexportadoras le daban al ingreso de divisas provocando constantes golpes devaluatorios a la moneda nacional, permiten acompañar la decisión de intervenir y expropiar la empresa.

Por otro lado, dirigentes sociales han respaldado la decisión en la medida que implica avanzar en soberanía alimentaria. En tiempos de avance de la pandemia, se han visto fuertes golpes especulativos sobre los precios de los alimentos, una marcada necesidad de millones de argentinas y argentinos de poder contar ayuda alimentaria y un peligro latente de que la rentabilidad que consiguen afuera las grandes empresas empuje al desabastecimiento del mercado interno.

En cada sector social del país se reunieron masivos apoyos para la decisión tomada.

Sin embargo, la oposición se abraza a rechazar la medida por razones estrictamente ideológicas. Carentes de argumento, apenas intentan esbozar respuestas que les permitan rechazar la medida, sin conocer muy bien las razones por las que enrolarse en esa posición.


Apoyos desde el Congreso

“Recibimos con profunda satisfacción la decisión. Vicentin es una empresa con una deuda enorme con pequeños productores, y en lo particular, de la provincia de Santa Fe. La decisión cuida a los que fueron damnificados por el concurso de la empresa, y con ello, también al Banco de la Nación y del Banco de la Provincia de Buenos Aires, que son los ahorros de todos y todas. También se cuida a los trabajadores y trabajadoras, directos e indirectos, que eran los mas desprotegidos ante el concurso. El presidente tomó una decisión que marca el rumbo de un proyecto de desarrollo nacional, de arraigo y de soberanía alimentaria.” destacó la Senadora Nacional por Santa Fe María de los Ángeles Sacnun ante consultas para InfoNativa.
Y agregó “en un mundo post pandemia se va a requerir de los países que producen alimentos, y Argentina tiene que generar una empresa pública testigo para poder direccionar la economía nacional del futuro.”

Por su parte, el Diputado Nacional Marcelo Koenig del Frente de Todos, anticipando el acompañamiento en la cámara baja señaló a InfoNativa: “La nacionalización de Vicentin es de un sentido de oportunidad histórico. En lo particular de esta empresa, es la posibilidad de recuperar una deuda gigantesca, que fue contraída con fuertes sospechas de ilegalidad que se están investigando y que han provocado un severo daño a la economía nacional.”

“Además, en términos estratégico, es la posibilidad de avanzar en la intervenir un mercado fuertemente monopolizado por corporaciones extranjeras y que se llevan la parte grande de la renta agraria diferencial. Es, como dijo Alberto, la posibilidad de conquistar soberanía alimentaria” agregó el legislador.


La defensa de los trabajadores del sector

Con la cautela propia de quien ha sido damnificado por las maniobras de la empresa Vicentin y espera que la decisión traiga alivio se expresó Daniel Yofra Secretario General de la Federación de Trabajadores del Complejo industrial Oleaginoso, Desmontadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA) señaló a InfoNativa: “Nosotros vemos con buenos ojos que el Estado intervenga la empresa, sobre todo porque la empresa funciona mal. Igual esto recién arranca, es muy pronto para dar una opinión, sobre todo porque todavia no vimos el DNU, pero en lineas generales si se mantienen los puestos de trabajo, el salario y se respeten las libertades sindicales dentro de la fábrica me parece que es importante que intervenga el Estado. Obviamente nosotros tenemos el rol de controlar que se hagan las cosas bien. A nosotros nos interesa que los trabajadores sigan sosteniendo las condiciones de trabajo”

“Es una decisión muy fuerte. Hace unos meses que están en el gobierno y ya estatizaron una empresa como esta. Y no es una empresa cualquiera...tiene 5 mil trabajadores, en distintos rubros. Es una empresa oleaginosa, es una de las principales exportadoras de aceites,granos, harina, y soja en el mundo. Ojala que salga bien, para demostrar que el Estado es capaz. Y poder manejar bien una empresa de esas características.” agregó Yofra en declaraciones exclusivas.


El acompañamiento de las organizaciones populares

En tanto, desde las organizaciones populares, Alejandro “Coco” Garfagnini de la Tupac Amaru señaló “es algo por lo que hemos luchado durante años. Desde el inicio de esta crisis global venimos planteando la ruptura de las cadenas de la dependencia. Tenemos en claro que la globalización murió. La decisión va en la linea de recuperación de la soberanía política y la recuperación de resortes económicos que se van a ver reflejados en beneficios para nuestro pueblo. Construir una empresa pública productora de alimentos, que sea capaz de garantizar precios populares en el mercado interno y además exportar granos para darle batalla a las grandes empresas multinacionales, marca lo estratégico de la decisión. Milagro está presa por pedido de Blaquier que tiene en su grupo económico, comportamientos idénticos y asociados a Vicentín.”

En cuanto a las críticas de la oposición, señaló “Cuando el imperio entra en crisis, es de esperar que sus virreyes hoy en la oposición entren en la desesperación. Son críticas de las viudas del neocolonialismo. Estoy muy feliz con ésta decisión, es la primer decisión estratégica de éste tamaño del gobierno y perfilan el modelo de país que queríamos cuando los votamos y pretendemos que siga en esta línea”


El acompañamiento del sector agrario

“¿A dónde marchaba Vicentin si no se hacía esto? Iba a la quiebra”, señaló Eduardo Buzzi de Federación Agraria ante A24. “Esta decisión del Gobierno, cuanto menos, me parece oportuno y que haya una intervención virtuosa del Estado, que recupere y rescate. A lo que sí quiero agregar como demanda es que no se olviden del movimiento cooperativo” y añadió que “para que esta empresa sea parte de la burguesía nacional”. “Hasta ahora, entre el 60%-70% del comercio de granos está en manos de empresas externas. Ante el eminente hecho de una quiebra que el estado venga a rescatar y brinde un marco de conservación y burguesía nacional, impedir que se siga extranjerizando, por eso es clave que se incorpore al movimiento cooperativo que tenga mucha capilaridad”. 

El ex Ministro de Agroindustria de Cambiemos y dirigente de la mesa de enlace, Ricardo Buryaille se manifestó a favor de la intervención, pero en contra de la expropiación y señaló a Radio Con Vos “nos asombró a todos por que no lo esperábamos. Estamos en el tema pandemia y aparece estas noticias que te sobresaltan”.

“La intervención es una decisión que corresponde. El principal banco acreedor es el Banco Nación, es una empresa de una magnitud importante, hay un concurso preventivo, muchos productores, etc. Hasta ahí, uno lo mira y ese es el análisis, pero lo que me preocupa es lo que siguió después“, “me pone muy contento que los productores y los trabajadores puedan cobrar, pero estamos hablando de cosas distintas y yo tengo la obligación de mirar las políticas de Estado, y me da la impresión que el Gobierno lo que quiere es tener una empresa para ser referentes en el mercado alimentario”, agregó el ex Ministro aunque alertó que por razones ideológicas se opone a la expropiación.


El rechazo ideológico de la oposición

"Las viudas del neocolonialismo", a decir de Garfagnini, fueron representadas por Mario Negri, Patricia Bullrich y otros dirigentes de Twtitter, quienes adelantaron el rechazo a la expropiación de la empresa, porque sostienen que el Estado está comprando una empresa con deudas, aunque no señalan que el acreedor principal es el Estado, o se refugian simplemente en razones ideológicas atacándola por ilegal, inconstitucional y peligrosa, sin mas argumentos que defender la propiedad privada de quien se ha endeudado con el Estado a través de maniobras ilícitas. 

Publicidad - Fatica