10/7/2021

Política

Mauricio Macri y Gerardo Morales en la mira de la Justicia de Bolivia

Luego de meses de fundadas sospechas, las pruebas materiales reveladas por el canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, dan cuenta del envío de material bélico por parte de Mauricio Macri a los golpistas que derrocaron a Evo Morales y provocaron masacres en el hermano país. Gerardo Morales y un acuerdo con Trump, claves en el golpe.

Publicado el 10 de Julio de 2021


Imagen de la nota 'Mauricio Macri y Gerardo Morales en la mira de la Justicia de Bolivia'

Rogelio Mayta es el actual canciller del Estado Plurinacional de Bolivia desde la contundente victoria electoral de Luis Arce. Durante la jornada del jueves aportó pruebas materiales y concretas que evidencian la complicidad del gobierno de Mauricio Macri y la responsabilidad personal de Gerardo Morales en el golpe de estado llevado adelante contra el legal y legítimo gobierno de Evo Morales.

"Mauricio Macri proveyó por debajo 'material bélico' al régimen de facto de Jeanine Añez en 2019 para reprimir la protesta social y consolidarse en el gobierno por la fuerza, dijo Mayta en su cuenta de Twitter, y advirtió: "Las masacres de Sacaba y Senkata no pueden quedar en la impunidad".

El mensaje estuvo acompañado por la publicación de una nota de un militar boliviano a la embajada argentina, con fecha del 13 de noviembre de 2019, en la que se da por recibido el material y se adjunta un detalle del envío.

En dicha carta, remitida al entonces embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez García, el general Jorge Gonzalo Terceros Lara, comandante general de la Fuerza Aérea boliviana, le dijo que le "agradecía" la "colaboración prestada a esta institución armada en el marco del apoyo internacional entre nuestros países debido a la situación conflictiva que vive Bolivia".

La respuesta de Alberto Fernández no tardó en llegar. A través de una carta enviada a su colega Luis Arce, el actual presidente pidió disculpas en nombre del "pueblo argentino" después de que "se constatara" en el vecino país que desde Argentina "se remitió una partida de material que no puede ser interpretada sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fueras sediciosas contra la población boliviana en esos días".

La prueba hallada por el actual gobierno constitucional de Bolivia permite acreditar aquello que fuera denunciado a viva voz por la dirigencia política ahora gobernante en dicho país en el mismo momento en que sucedían los acontecimientos.  

Foto: Morales, Ivanka Trump, el ex canciller Faurie y el ex embajador involucrado Normando Alvarez García


El mismo 13 de Noviembre de 2019, en la misma fecha en que se giraba la nota de agradecimiento por el arsenal recibido, la diputada nacional boliviana del MAS Alicia Canqui Condori acusó al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, de planificar el golpe de Estado en Bolivia junto a "la hija de Donald Trump", Ivanka, durante la visita que la hija del mandatario realizó al país en septiembre de ese mismo año.

"Desde el MAS sabemos que en Jujuy se ha reunido la hija de Donald Trump para planificar todo este plan que han hecho en Bolivia. Sabemos que los que han asumido ahora son títeres de Estados Unidos, que son los que van a mandar y han puesto todo", señaló la legisladora en aquella oportunidad a Radio Caput.

En ese sentido, enfatizó que el golpe de Estado que precipitó la renuncia del presidente Evo Morales y de los funcionarios de su gobierno "se da en coordinación de Estados Unidos, con el Tribunal Constitucional, el Ejército, la Policía y el Comité Cívico".

Las certezas que en su oportunidad tenía el MAS fueron hoy ratificadas. La persona clave en la operación de injerencia en el golpe de estado, es el ex embajador mencionado en la nota que fuera presentada por el canciller boliviano, el Dr. Normando Álvarez García, quien actualmente es el Ministro de Trabajo designado por Gerardo Morales en la Provincia de Jujuy..

Histórico dirigente radical, ex concejal de la capital provincial, ex diputado provincial y nacional por Jujuy, asesor de empresas locales y extranjeras, amigo y correligionario de Gerardo Morales, Álvarez García fue la llave que negoció y operativizó cada uno de los envíos de “ayuda humanitaria” que Gerardo Morales realizó desde Jujuy a las fuerzas golpistas de Bolivia encabezadas por Yeanine Añez.

Alvarez García, apenas una semana después de la destitución de Evo Morales, había explicado que la postura del gobierno de Mauricio Macri era que “no hubo golpe de estado” si no "una interrupción del orden constitucional en base a una gran conmoción social". Y agregó "no es parecido pero hay cosas similares a cuando fue la renuncia de De la Rúa".

La geopolítica del litio, los intereses soberanos de Bolivia defendidos por Evo Morales y la peligrosa relación de Morales con China en la entrega del Litio jujeño, fue la clave de la visita de la hija del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la Provincia de Jujuy. En su reunión con Morales, según se denuncia, se planificó el auxilio logístico, económico y militar para brindar apoyo al golpe de estado que encabezaría Camacho contra Evo Morales.

Así lo establece en un libro indispensable la intelectual Stella Calloni, quien repasa documentos y pruebas halladas, hasta concluir que una de las primeras denuncias que baja de Estados Unidos es que “la Agencia Federal de Inteligencia tenía un representante que estaba en la embajada argentina en Bolivia y trabajaba con la CIA” y señaló que “fueron los encargados de repartir el dinero a los golpistas”.

La embajada, por entonces a cargo del actual Ministro de Trabajo de Gerardo Morales, fue la que centralizó “maniobras conjuntas conjuntas de Chile, Argentina y el comando sur”. Calloni, en una reciente entrevista señaló que el gobernador de Jujuy está comprometido porque se sabe que de Jujuy salió dinero, tropas especiales, muchas que cruzaron la frontera, y afirmó que “el involucramiento de Mauricio Macri y Sebastián Piñera es total”.

Las pruebas presentadas por los funcionarios de Bolivia en ésta semana confirman peligrosamente la investigación de Calloni.  

Las denuncias de Milagro

Milagro Sala cumplió 2000 días como presa política de Gerardo Morales. Si bien su situación no encuentra resolución efectiva, lo cierto es que el 8 de Julio vivió dos episodios que reivindican mucho de lo que la Tupac Amaru denunció en su oportunidad. La decisión de la Corte Suprema de investigar a Carlos Pedro Blaquier, fue una bocanada de aire para Milagro Sala, quien protagonizara las multitudinarias movilizaciones que empujaron el juicio contra el terrateniente del norte argentino.

Por otro lado, en la misma fecha, se conoció la prueba hallada por el gobierno de Bolivia.

La dirigente aseguró ayer que el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el exembajador argentino en La Paz, Normando Álvarez García, "estuvieron involucrados en el golpe en Bolivia y hoy se confirma que fue así".

"Nosotros mandábamos videos y mandábamos pruebas pero no nos creían. ¿Y ahora? Lo que nosotros dijimos es que Morales, el Embajador (por Normando Álvarez García, hoy ministro de Trabajo de Jujuy) y muchos sectores de la derecha estuvieron involucrados con el golpe de Bolivia. Hoy se confirma que fue así", subrayó la fundadora de la organización barrial Túpac Amaru.

Sala recordó que "unos días antes de que se produzca el golpe la hija de (Donald) Trump (Ivanka, quien visitó la norteña provincia argentina el 5 de septiembre de 2019) y algunos funcionarios de Estados Unidos estuvieron acá en Jujuy" y luego relacionó esa visita con un ejercicio militar realizado en 2019, meses antes del golpe, por el Ejército argentino en los alrededores de La Quiaca, frontera con Bolivia.

"Nosotros en septiembre de ese año (2019) vimos pasar tropas, y cuando la gente preguntaba dónde iban esos camiones o camionetas con militares dijeron que iban a hacer una práctica en el norte, pero después nos enteramos que eso pasó directamente a Bolivia, con el pretexto de que iban a ayudar a combatir un incendio, pero todos comentan que ese incendio fue provocado", advirtió la dirigente social.

A principios de septiembre de 2019, según se puede constatar en el portal argentina.gob.ar, una brigada del Ejército argentino especializada en la lucha contra el fuego ingresó a Bolivia a través del paso Salvador Mazza-Yacuiba y se instaló en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, a los fines de prestar asistencia, según se informó, en el combate a incendios forestales en los Llanos de la Chiquitania.

En el día de ayer el canciller boliviano sostuvo que Mauricio Macri podría ser citado a declarar en los procesos que se siguen para establecer las responsabilidades en el golpe de estado contra Evo Morales.

"Obviamente, el expresidente Macri podría estar involucrado. Probablemente sea llamado a testificar. Si encuentran elementos que evidencien responsabilidad, se podrían levantar cargos en su contra aquí en Bolivia", dijo el canciller boliviano en declaraciones formuladas hoy a la agencia de noticias rusa Sputnik.

La Justicia boliviana tiene un proceso abierto por la ruptura del orden constitucional en 2019, motivo por el cual están detenidos la expresidenta de facto Jeanine Äñez, algunos militares y exministros.

"En este momento se tiene la punta de la madeja. Hay que desenrollarla, lo cual probablemente nos dé todavía grandes sorpresas", dijo Mayta a la agencia rusa, al considerar que existió una "estrategia por detrás" y que el objetivo era generar violencia en las calles para romper el orden constitucional.

Publicidad - Fatica