12/11/2020

Política

Mayans ratificó su posición antiaborto, a pesar del amplio acompañamiento al proyecto

El Senador formoseño reafirmó su posición respecto a la interrupción voluntaria del embarazo y manifestó que es un momento "absolutamente inoportuno” para el debate

Publicado el 12 de Noviembre de 2020


Imagen de la nota 'Mayans ratificó su posición antiaborto, a pesar del amplio acompañamiento al proyecto'

José Mayans, presidente del bloque del Frente de Todos en el Senado, reafirmó ayer su postura respecto a la legalización del aborto, e indicó que considera "inoportuno" el debate de la Ley en el contexto actual. El Senador desató la polémica luego de afirmar que "el Estado no puede autorizar la muerte de nadie" y que "nosotros queremos las dos vidas", a pesar de que muchos y muchas de sus compañeras de banca y votantes apoyan la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.
El lunes a última hora, Vilma Ibarra, Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, confirmó que el Poder Ejecutivo enviará este mes al Congreso los proyectos de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y el "Plan de los Mil Días" luego de ocho meses, pandemia de por medio, de ser anunciados por Alberto Fernández en la apertura de Sesiones Legislativas. 
Luego de las reuniones de Sergio Massa, el Presidente de la Cámara de Diputados con el sector “verde” y el “celeste”, y sobre todo de los insistentes recordatorios de las organizaciones feministas al Presidente para que no olvidara su promesa electoral; finalmente se presentará la discusión sobre la salud pública y el derecho de las mujeres y personas gestantes a decidir sobre sus cuerpos y ser acompañadas por el Estado en la decisión que tomen respecto al embarazo. No obstante, no todos los sectores oficialistas estuvieron de acuerdo con la decisión; al igual que la oposición, el Frente de Todos se encuentra dividido en la discusión en torno al aborto; según se baraja en el Congreso, no habrá posiciones de bloque, sino que cada quien se hara responsable de su voto y de los sectores que represente.
En esta línea llegaron las declaraciones de Mayans, que taparon la larga lista de funcionarias, legisladoras, ministras, y mujeres en general pertenecientes al Frente de Todos, que festejaron que el debate llegue antes de que termine el 2020. 
El Senador formoseño argumentó que "Nuestra Constitución es provida. Tenemos tratados internacionales que hablan de los derechos del niño, tenemos el pacto de San José de Costa Rica y después tenemos el Código Civil argentino. Son todos provida", indicó el legislador en declaraciones formuladas al canal de noticias IP, en las que sostuvo que su "posición personal" es que "hay que respetar la Constitución" y aunque tanto el proyecto del Plan de los 1.000 días, como el de la Interrupción Voluntaria del Embarazo no pongan en tensión ninguno de esos derechos, sino todo lo contrario; pareciera que Mayans al igual que varios sectores más conservadores de la política, no discute un tema de salud pública, sino una cuestión filosófica sobre cuándo un embrión comienza a ser persona.
El proyecto de legalización del aborto contemplaría que todas las mujeres y personas gestantes puedan interrumpir su embarazo de forma voluntaria, con la información necesaria, el sistema de salud pública y los medios necesarios para abortar a disposición gratuita y el acompañamiento y contención necesarias previas, durante y luego de la intervención.
Hasta ahora, la normativa vigente contempla el aborto legal por causales. No obstante la Justicia y la política de algunos hospitales, niega sistemáticamente el derecho de las personas que pueden y quieren abortar; la burocracia para poder autorizar la intervención y la violencia institucional frena muchos de los abortos aunque se trate incluso de embarazos producto de una violación. Por ello la nueva Ley evitaría esas situaciones y garantizaría que todas las personas que puedan gestar, sin discriminación de edad, proveniencia o identidad de género, puedan interrumpir los embarazos no deseados, de forma segura y gratuita.
Así como Mayans remarca los derechos del niño, las organizaciones feministas hace años que luchan para que las niñas dejen de ser abusadas; tengan educación sexual integral para poder decidir sobre sus cuerpos, su identidad, su sexualidad y tener la información necesaria para pedir ayuda si identifican que una persona las ha violentado; y específicamente en este tema el lema “Niñas, no madres” ha dado la vuelta al mundo luego de que los pañuelos verdes comenzaran a difundirla en repudio de las decenas de niñas que deben seguir con embarazos que no sólo no son deseados, sino que por el hecho de ser niñas, son sin duda alguna producto de violaciones ya que no hay consentimiento posible aunque grupos conservadores y religiosos opinen lo contrario.
Mayans aseguró que en su opinión personal es un momento "absolutamente inoportuno” para el debate de la legalización del aborto ya que según los datos que maneja esta configura "la causal de muerte número 74" en el país; aunque no hay realmente números oficiales por ser una practica considerada ilegal, solo hay estimaciones hechas por el Ministerio de Salud en el año 2005 de que se producen entre 370 mil y 520 mil abortos por año en Argentina.
No obstante, el Senador destacó que actualmente "Tenemos otros problemas, tenemos hospitales que están llenos. Tenemos problemas con gente por problemas de cáncer, con problemas cardiovasculares, con problemas diabéticos, con problemas de hipertensión". Las organizaciones feministas recordaron que también tenemos dentro del país problemas de violencia de género, abusos contra las infancias, femicidios cada 23 horas y abortos clandestinos que se llevan la salud y muchas veces también las vidas de mujeres y personas gestantes de nuestro país.
Se espera que en los próximos días se anuncien más detalles sobre el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo que presentará el Ejecutivo y que se precise la fecha en la que se enviará al Congreso para ser tratado.
Publicidad - Fatica