5/1/2021

Política

Obras Sociales Pre Pagas extorsionan con la salud para que les autoricen aumentar la cuota

En pleno crecimiento de los contagios, los multimillonarios dueños de las obras sociales pre pagas amenazaron con interrumpir la atención médica y extorsionan al gobierno para que revierta la suspensión de aumentos que habían intentando imponer para principios de éste año.

Publicado el 5 de Enero de 2021


Imagen de la nota 'Obras Sociales Pre Pagas extorsionan con la salud para que les autoricen aumentar la cuota'

Los grupos económicos que hacen negocios con la salud han librado durante el 2020 una dura batalla por imponer aumentos en las cuotas de las obras sociales pre pagas, las que -a pesar del intenso lobby mediático encarado- lograron mantenerse congeladas durante la pandemia.


Aún así, el incremento de la desocupación, el deterioro progresivo de los salarios y la caída abrupta de la economía doméstica de la enorme mayoría de los argentinos, ha transformado en imposible afrontar las cuotas actualmente vigentes.


Según la plataforma ElegiMejor, que encuestó a 200 personas al cierre del año 2020, para evaluar el nivel de satisfacción de los usuarios de las prepagas durante el período de cuarentena, aseguró que “el 55% de los usuarios que ya cuentan con una prepaga se contactan para conocer nuevas opciones ya que aseguran que se les dificulta seguir abonando su plan con el incremento establecido.”


Las presiones empresarias habían logrado que el Ministerio de Salud de la Nación, por intermedio de la resolución 2987, autorizara un aumento del 7% en relación a los valores vigentes al 1 de Febrero del año próximo pasado. Ello tuvo lugar el 1ero de Enero de éste año, cuando las prepagas ya habían comunicado desde Diciembre un ilegal aumento del 10% que impactaba en las facturas del mes siguiente.


Publicada la decisión del Ministerio de Salud, horas después, se suspendió la autorización a través de la resolución 2988, lo que evidenció una fuerte discusión interna dentro del gobierno sobre el derrotero insoportable de concesiones al sector empresario que están deteriorando de manera drástica el bolsillo de las familias.


La reacción de los empresarios que controlan la salud privada de la Argentina no tardaron en edificar una dura respuesta, en claro tono amenazante. En el portal de operaciones políticas InfoBae, la Cámara que preside Claudio Belocopitt, dueño de SwissMedical y uno de los multimillonarios que habitan éste suelo, financió una nota con declaraciones en off en la que aseguraban, y así lo titularon, que “no podrán cubrir los hisopados” si no se actualizan las cuotas.


La extorsión, luego, continuó con una fuerte nota publicitada en La Nación en la que, con nombre propio, Belocopitt expresó que “Según la resolución que salió por la tarde, el Presidente dice que deja sin efecto un trabajo técnico hecho por su Gobierno. No podemos decir que lo dejamos sin efecto porque se nos cantan las bolas. Tiene que explicar por qué lo dejó sin efecto o si lo reemplaza por otra cosa.”.


Con su habitual prepotencia vinculada a consumos problemáticos, Belocopitt sostuvo que recurrirían a la Justicia y señaló que “estamos trabajando en todos los sentidos. Desde que pasó lo que pasó no hubo feriado. Estamos trabajando en alternativas que garanticen un esquema de protección frente al estado vulnerable en el que nos encontramos. Todo lo que podamos hacer y lo que marque que tengamos que hacer lo vamos a hacer, no hay ninguna duda. Lo que lamentamos es estar atravesando esto después de un año tan duro y un momento tan, tan difícil en cuanto al funcionamiento del sistema de salud. Estar viviendo esta situación es muy triste.”


El dueño de Swiss Medical que aduce estar triste, es el mismo que compró el 40% del paquete accionario de América TV hace dos años y mantiene su mansión en Punta del Este, a la cual se moviliza en avión privado evitando cualquier restricción sanitaria.


En lo que estima un cambio de paradigma sobre el sistema de salud, Belocopitt aseguró que “Tenés dos maneras de lastimar al sistema de salud: yendo a una política de nacionalización, expropiación o como quieras llamarle, y otra deteriorándolo sin permitirle aumentos. Así lo dejás sin recursos y sin recursos no hay sistema” dejando en el aire la fascinante idea que podría ocupar una parte importante de la agenda política de Salud para una Argentina post pandemia.  

Publicidad - Fatica