24/4/2020

Política

Renunció Sergio Moro, el Ministro del Lava Jato, y agrava la crisis de Bolsonaro

El Ministro de Justicia de Brasil, el ex juez Sérgio Moro, renunció a su cargo tras acusar al presidente, Jair Bolsonaro, de pretender intervenir la Policía Federal para acceder a investigaciones judiciales. En plena pandemia, se aproxima gran crisis política en el país vecino, a poco más de un año del inicio de la gestión del polémico mandatario

Autor de la nota: Yesica Falcone

Yesica Falcone

Publicado el 24 de Abril de 2020


Imagen de la nota 'Renunció Sergio Moro, el Ministro del Lava Jato, y agrava la crisis de Bolsonaro'

Foto: Reuters/Adrian Machado

Moro es públicamente conocido por haber encarcelado al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva por presunta corrupción antes de las elecciones de octubre de 2018, a través de la polémica operación de lawfare conocida como “Lava jato”.

Es el segundo ministro que abandona su cargo en ocho días en Brasil, tras la expulsión del titular de Salud, Luiz Mandetta, en medio de la pandemia de coronavirus.

La figura de Moro fue clave para que Bolsonaro llegue a gobernar Brasil. Es que la Operación Lava Jato, encabezada por el ex juez, deterioró completamente el sistema político, eliminando de la carrera electoral a quien encabezaba las encuesta para las elecciones presidenciales del 2018. Esto fue fundamental para que la figura de Jair Bolsonaro tome la relevancia que lo llevó a ganar las elecciones presidenciales.

La llegada de Moro al gabinete puede entenderse como una devolución por todos esos favores, pero también como una designación conveniente, pues una inmensa mayoría de los votantes de Bolsonaro abrazaban la supuesta lucha contra la corrupción del, ahora, ex juez y Ministro.

La crisis del coronavirus evidenció un vacío de poder fomentado por buena parte de los gobernadores que decidieron no acatar las decisiones del Gobierno Federal y apostaron por política diferentes a las recomendadas por Jair Bolsonaro, como las de aislamiento social. Estas decisiones tuvieron el acompañamiento de funcionarios nacionales como Luiz Henrique Mandetta, Sergio Moro y Paulo Guedes. Los primeros dos ya renunciaron.

Claramente la salida de Moro se encuadra en una pelea de Bolsonaro por liderar su gobierno en medio de una crisis sanitaria que cada día está más cercana a denostar su imagen.

Seguramente Sergio Moro no desaparecerá de la política, o al menos de la opinión pública, que aún le es favorable a Moro, contrariamente a lo que le ocurre a Bolsonaro. Eso puede ser un factor decisivo en esta puja. Por su parte, los medios comenzaron a investigar las acusaciones del ex juez contra el Presidente.

Cada día aumentan las muertes por coronavirus y por crímenes, mientras cae la economía, se agrava la crisis política y cae estrepitosamente (con motivos de sobra) imagen de Jair Bolsonaro. Lo cierto es que Brasil posee día a día más debilitadas sus instituciones democráticas.