12/5/2020

Sociedad

Reunión clave para definir cómo sería el retorno a clases

Un acuerdo sobre el futuro de la educación, atravesada por la cuarentena, será refrendado por la Asamblea del Consejo Federal de Educación el viernes próximo de manera virtual, con presencia de los ministros de las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Publicado el 12 de Mayo de 2020


Imagen de la nota 'Reunión clave para definir cómo sería el retorno a clases'

Fuentes del Ministerio de Educación de la Nación informaron que las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, acordarán puntos en común sobre el futuro de la educación. 

Una de las medidas, sería suspender cualquier tipo de evaluación numérica o de concepto a los alumnos sobre los contenidos que le fueron impartidos por sus docentes durante la suspensión de clases presenciales por la pandemia de coronavirus.

Los voceros adelantaron cuestiones prioritarias que se tratarán este viernes como la entrega de 20.000 computadoras en las próximas siete semanas para aquellos alumnos que hayan acreditado la ausencia de esta herramienta tecnológica en el marco del programa Juana Manso.

Evaluar aprendizajes en este momento sólo ensancharía las desigualdades entre los alumnos, pues no tienen todos la misma capacidad de dar respuesta ante las nuevas modalidades de clases. Por un lado no todos poseen recursos tecnológicos. A esto se suma que tampoco tienen el mismo grado de acompañamiento por parte de madres y padres en el hogar.

Otro aspecto muy importante a tratarse por el Consejo, el viernes próximo, serán las promociones de año o grado en este contexto. Por el momento no hay definiciones sobre qué ocurrirá una vez que se pueda volver a las aulas, respecto a la acreditación necesaria para pasar de año. Dadas las circunstancias excepcionales, cobra fuerza la idea de flexibilizar el pasaje de grado.

El Ministerio de Educación da como escenario realista, una vuelta a las clases presenciales en agosto, después de la fecha habitual de vacaciones de invierno, aunque hay algunos aspectos que aún no se resolvieron.

Entre ellos están cómo funcionará el transporte escolar y qué medidas de higiene y protección habrá en las escuelas. También se evalúa si es conveniente en una primera etapa dividir las aulas en dos, intercalando la forma presencial con la virtual.

El Consejo también abordará dos documentos que serán presentados por el Ministerio de Educación. Uno tiene que ver con la elaboración de un sistema para evaluar cómo funcionó el proceso de continuidad pedagógica y otro sobre abandonos de cursada que se registren al momento de la vuelta a clases.

Para este último, se propone cruzar la cantidad de matrículas que había en marzo con las que se encontrarán al momento del retorno a las clases presenciales.

Esto permitirá trabajar con aquellos alumnos que por distintas razones hayan abandonado el aula, a través de un programa de apoyo pedagógico complementario que evaluará la situación socio económica de cada alumno y se estudiará, dependiendo la cantidad y particularidades de los casos, la apertura de Escuelas de Verano.

Respecto al pedido de los sindicatos sobre una compensación salarial a los docentes por su trabajo durante la suspensión de clases, los voceros consideraron "muy difícil" su implementación por el contexto socio económico que atraviesa el país.

Son muchas las definiciones por tomar y aspectos que analizar. Más allá de que no cabe lugar a duda de que es un ámbito ideal para la circulación de cualquier virus, hay costos humanos asociados con el cierre de escuelas. Muchos alumnos dependen de las mismas para alimentarse y la realidad nos indica que no en todo el país esa necesidad se está cubriendo. También niñas y niños reciben en la escuela contención cuando los entornos familiares son hostiles. 

Publicidad - Fatica