14/1/2021

Sociedad

Se promulga el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y el Plan de los 1000 días

Esta tarde el Presidente Alberto Fernández promulgará la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, por la que desde hace décadas lucha el movimiento feminista y el Plan de los 1000 días para garantizar el acceso a la salud y el acompañamiento estatal de las personas gestantes sea cual sea la planificación de sus vidas.

Publicado el 14 de Enero de 2021


Imagen de la nota 'Se promulga el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y el Plan de los 1000 días'

En horas de la tarde, en un acto previsto para las 18:30 horas en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, con la presencia de colectivos feministas de todo el país, diputadas, senadoras y funcionarias y funcionarios de distintas áreas de gobierno; el Presidente, Alberto Fernández, promulgará la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y la Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, más conocida como el Plan de los 1.000 días. De está forma el 14 de enero de 2021 será recordado como un día histórico en el que el Estado decidió proteger las vidas y los derechos humanos de las personas gestantes y acompañarlas en su decisión ya sea de maternar o de interrumpir un embarazo.

La Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), pone fin al sufrimiento de millones de mujeres y niñas de todo el país que irán sometidas a la tortura de gestar y parir embarazos no deseados, muchas veces fruto de la violencia de género y de derechos vulnerados estructuralmente, como el del acceso a la Salud y la Educación Sexual Integral. Esta ampliación histórica de los derechos de las personas gestantes representa una enorme victoria del movimiento feminista, que por décadas insistió con la legalización del aborto en términos legislativos, presentando proyectos y juntando adhesiones; socorrió miles de mujeres victimas del circuito clandestino del aborto, garantizó el derecho a decidir sobre sus cuerpos a miles de mujeres, aun corriendo contra la corriente legal y punitiva; marchó incontables veces por las calles del país y unió pañuelos con los demás países de la región que buscan la misma Ley en sus naciones. Además la Ley es un claro triunfo legislativo del peronismo, que motorizó la aprobación de la Ley en ambas cámaras del Congreso y también fuera de este.

Con la nueva normativa las personas gestantes podrán interrumpir su embarazo hasta la semana 14 sin importar las causales por las que llegó a esa gestación no deseada. La interrupción deberá ser garantizada por el sistema de salud sin costo alguno en un plazo máximo de diez días corridos desde su requerimiento y no habrá ningún tipo de penalización sobre su decisión. Luego de ese plazo de 14 semanas, sólo se podrá acceder a la practica de forma legal en caso de violación o si estuviere en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante.

A partir de mañana la Argentina se convierte oficialmente en uno de los primeros países de América Latina en disponer de una legislación de este tipo y se suma la cada vez más amplia lista de 66 naciones del mundo que permiten el aborto. La “Ola Verde” argentina cantaba en las vísperas a la noche de la votación “América Latina va a ser toda feminista”, y los versos traspasaron la cordillera, ya que el movimiento feminista chileno logró que a partir de hoy la legalización del aborto se debata en la Cámara de Diputados y Diputadas de su país.

El Plan de los 1.000 días, que recibió el apoyo unánime en el Senado cuando se sancionó, el 30 de diciembre pasado, horas después de haber votado la legalización del aborto; al igual que la Ley de IVE, garantiza el acceso de las personas gestantes al sistema de salud. La normativa establece además  una nueva asignación por Cuidado de Salud Integral que consiste en el pago de una Asignación Universal por Hijo, una vez por año, para ayudar al cuidado de cada niño y niña menor de tres años y una asistencia para personas que cursen embarazos de alto riesgo o padezcan trombofilia, mujeres u otras personas gestantes en situación de violencia por razones de género y niñas y adolescentes embarazadas.

A pesar de que aún queda un larguísimo camino para alcanzar la igualdad de género y erradicar la violencia de género y la desidia estatal, la legalización del aborto es un triunfo para las millones de mujeres de todo el país, un poco de Justicia para todas aquellas que murieron en manos de la clandestinidad y una esperanza para las futuras generaciones. Por ello mañana los pañuelos verdes serán bandera de la ansiada alegría y una promesa del movimiento feminista de seguir buscando la igualdad de género en todo el país.
Publicidad - Fatica