22/2/2021

Sociedad

Sigue el fuego

Según el último informe del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Rio Negro, Neuquén y Chubut siguen con incendios activos.

Publicado el 22 de Febrero de 2021


Imagen de la nota 'Sigue el fuego'

A pesar de la gran cantidad de hectáreas incendiadas durante el 2020 y lo que va del 2021, las grandes empresas inmobiliarias siguen atentando contra la naturaleza, la vida de las y los ciudadanos de zonas rurales y el futuro de las actuales y próximas generaciones, que de seguir así no podrán ver jamás un bosque nativo.

Hasta última hora de ayer, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), había informado dos incendios activos en la provincia de Neuquén, uno en el departamento de Aluminé y otro en Los Lagos; y un incendio activo en la localidad chubutense de Tehuelches.

El terrible incendio de Cuesta del Ternero, el paraje rionegrino próximo a El Bolsón, que desde hace un mes arde poniendo en vilo la destrucción de las casas cercanas y arrasando con el bosque nativo que albergaba árboles centenarios de hasta 400 años de historia; finalmente se encuentra contenido y se espera que gracias a la incansable labor de las y los brigadistas en los próximos días, si el clima lo permite, pueda ser definitivamente extinguido. No obstante, pareciera que ser la provincia con más hectáreas quemadas en lo que va del año no es una urgencia para la gestión local ya que, a pesar de los esfuerzos de las y los bomberos voluntarios por preservar la naturaleza y el hábitat de las personas, estos reciben entre diez y treinta denuncias diarias sobre quemas de pastizales y bosques y responden ante focos de incendio durante la madrugada, lo cual denota una sistematicidad y un planeamiento y no casualidades, accidentes o eventos desafortunados de la naturaleza. En nuestro país, según el SNMF, el 95% de los incendios son producidos por humanos, casi en la totalidad de los casos, adrede.

La necesidad de políticas públicas que concienticen a la sociedad para no maltratar la naturaleza y provocar accidentalmente incendios devastadores, pero sobre todo que regulen realmente la actividad de las empresas inmobiliarias y del agro aplicando penas graves a quienes violen las leyes y utilicen el entorno natural de todos los argentinos para su propio lucro, se hace urgente a medida que el fuego se sigue llevando puestos los derechos de las y los millones de ciudadanos y los bosques y paisajes que mantienen el aire limpio, las aguas potables y los suelos fértiles, refugian cientos de especies que  hoy se encuentran en peligro de extinción o lo estarán pronto si siguen siendo quemadas o desterradas de su hogar por las llamas.

Publicidad - Fatica