1/10/2022

Política

Somos un peligro que florece

“Lxs jóvenes históricamente fuimos estigmatizados y criminalizados por parte de la sociedad, y es en nuestro andar que intentamos romper con todas esas barreras” plantea Sol Ibáñez en esta nota. Juventud, organización y lucha para construir una Patria justa, libre y soberana.

Autor de la nota: Sol Ailen Ibañez

Sol Ailen Ibañez

Publicado el 1 de Octubre de 2022


Imagen de la nota 'Somos un peligro que florece'

"¿Y qué juventud queremos? ¿Queremos, acaso, una juventud que simplemente se concrete a oír y a repetir? ¡No! Queremos una juventud que piense. ¿Una juventud, acaso, que sea revolucionaria por imitarnos a nosotros? ¡No!, sino una juventud que aprenda por sí misma a ser revolucionaria, una juventud que se convenza a sí misma, una juventud que desarrolle plenamente su pensamiento" 

Fidel Castro, 13 de marzo de 1962.


“Con hambre no se puede estudiar”

Vivimos actualmente en un país donde más de un millón de niñas, niños y adolescentes se priva de una comida diaria por falta de recursos, situación que afecta también a 3 millones de adultos. Donde según Unicef uno de cada tres hogares no puede cubrir sus gastos corrientes y el 50% no puede solventar los gastos escolares, como libros y útiles. Donde a su vez, más de la mitad de lxs niñxs son pobres, ya que como informó el Indec en marzo de 2022 la pobreza infantil alcanzó el 51,4% en el segundo semestre del 2021 y afecta a 5,5 millones de menores de 14 años. Donde además lxs jóvenes de entre 18 y 24 años, mal llamados “Ni Ni” representan a más de la mitad del país y el porcentaje de jóvenes de hogares pobres que no cuentan con formación académica ni un empleo llegó al 38% en mayo de este año, según el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA.

Estos son números, porcentajes, encuestas… Pero nosotrxs no somos eso, porque en esos números que pueden decir muchas cosas, se invisibiliza mucho también. No se ve todo lo que hacemos todos los días esos pibxs que no llegamos a fin de mes o no tenemos para comer.

Desde la meritocracia nos señalan con su dedo acusatorio de que nosotrxs no nos esforzamos, que no hacemos suficiente, que “el pobre es pobre porque quiere”, que “hacen tomas y no quieren estudiar”, como le expresan gobiernos neoliberales como el de Larreta a los miles de estudiantes que están ahora en plena protesta por mejor calidad en la educación pública. Nos dicen que somos vagos, que queremos todo fácil y regalado, y que somos mantenidos por el Estado.

Si esos empresarios, multimillonarios, políticos, si es que se le pueden llamar así, vivieran por lo menos un día de lo que vivimos todos los días nosotrxs, creo que no aguantarían un minuto. Porque para quienes nacieron con cuna de oro, o llegaron a la “cima” pisando cabezas de otros, es muy fácil señalar. Porque ellos son porque nosotros somos, es a costa de nuestra pobreza y sufrimiento que quienes tienen el poder se enriquecen todos los días.

“Con hambre no se puede estudiar” se grita como consigna sintetizadora desde las tomas y asambleas en los colegios de CABA. Estudiantes secundarios, docentes y familiares le reclaman al gobierno de la Ciudad de Horacio Rodríguez Larreta y la Ministra de Educación Soledad Acuña, que se implementen reformas edilicias ante el mal estado de las escuelas, donde los techos se caen a pedazos, también una reforma alimentaria, para lxs miles de pibxs de capital federal que dependen de la comida diaria insuficiente que le dan en muy mal estado desde el gobierno, y a su vez se expresan en contra de las prácticas educativas o ACAP (Actividades de aproximación al mundo del trabajo), que no tienen nada que ver con las orientaciones de lxs estudiantes y se traduce en trabajo semi esclavo, teniendo que hasta lavar platos o servir café en un hotel de forma gratuita.

Esta ola de protestas resultó en una gran persecución ideológica y política por parte de Larreta y Acuña, con notificaciones de la policía de la ciudad a las casas de las familias durante la noche, amenazas de multas, entre otras acciones para implantar el miedo entre la comunidad educativa y la sociedad.

Pero lxs pibxs algo que aprendimos de la historia de nuestro país es a organizarnos y luchar. Nosotrxs levantamos las banderas de los 30.000 desaparecidxs, de lxs pibxs de la noche de los lápices que no solo luchaban por el boleto estudiantil sino por un mejor presente y futuro para todxs, también de lxs pibxs que dejaron su vida en las represiones de los 90’, de esa resistencia al neoliberalismo menemista. Levantamos las banderas de todxs aquellos que lucharon por una patria justa, libre y soberana.


Nos gobierna el FMI

Ante este contexto el gobierno con la gestión de Sergio Massa se encarga de tomar una cantidad de medidas que lejos lo deja de quienes lo votamos como gobierno popular.

El sábado 20 de agosto a través de la Decisión Administrativa N° 826/2022, el superministro determinó un importante recorte de “gastos” en todas las áreas del gobierno nacional, a fin de alcanzar la meta establecida por el FMI de un 2,5% de déficit primario para este año. Entre las áreas se encuentra el Ministerio de Educación que fue recortado su presupuesto con 50.000 millones de pesos, entre lo que afecta a Infraestructura y Equipamiento, Fortalecimiento Edilicio de Jardines Infantiles, y el Programa Conectar Igualdad.

El 1 de septiembre ocurre el intento de Magnicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, y todo el pueblo salió a las calles. Ahí estuvimos lxs jóvenes en defensa de la Patria, ya que esto no solo atentaba a una líder política sino a lo que representa en tanto fue presidenta del proyecto político que sacó a miles de la pobreza y apostó al crecimiento del país. Sin embargo, al otro día nos encontramos con otra medida de ajuste del Superministro, quitándoles el ingreso del Potenciar Trabajo a más de 40mil estudiantes en todo el país, por ser beneficiarios de la Beca Progresar, ingreso que busca ser una ayuda económica para quienes estudiamos y en nuestro núcleo familiar no llegamos a más de 3 salarios mínimos. Se nos planteaba en un principio como solución renunciar a nuestro derecho a la Beca, obligándonos a elegir entre estudiar y trabajar. Es así que a través de las movilizaciones en las calles en unidad desde el Frente Milagro Sala y el Encuentro Patriótico lxs jóvenes que estamos dentro del 40% de la población que está por fuera del sistema productivo, logramos que el gobierno retroceda y nos mantenga nuestro derecho a trabajar y estudiar.

Todas estas medidas, como también la respuesta a lxs trabajadores del Neumático, son parte de las directivas del Fondo Monetario Internacional y Estados Unidos. Pues la oficina de Stanley tiene una puerta giratoria donde es visitado por los referentes sociales y miembros funcionarios de nuestro país como si fuera el mismísimo presidente. 

Unidad de la juventud hacia una agenda patriótica

Lxs jóvenes históricamente fuimos estigmatizados y criminalizados por parte de la sociedad, y es en nuestro andar que intentamos romper con todas esas barreras.

Intentamos romper con la barrera que dice que no podemos tener una vida digna, que no podemos tener un trabajo digno o una casa para comenzar nuestra vida, que no podemos ser profesionales ni tampoco disfrutar o divertirnos… Todos los días afrontamos a quienes nos dicen que no, y caminamos igual. Nos encargamos de trabajar de lo que sea para conseguir unos mangos y de estudiar sin tiempo por la carrera que nos gusta, de disfrutar, aunque nos cueste todo. Pero no nos quedamos en nuestra individualidad, sino que pensamos en el otrx, lo entendemos, lo acompañamos, porque aprendimos que la patria somos todxs y que por ello hay que organizarse y luchar.

Porque lxs pibxs de este país nacimos de la lucha. Nacimos de esa goma quemada, del humo. Nacimos de las banderas. Nacimos de las barricadas y las corridas. Nacimos de los gritos y los carteles, de las ollas abolladas. Nacimos de los abrazos por las victorias y los llantos por las pérdidas. Nacimos de quienes se resistieron, y somos por ellxs.

No nos vamos a resignar a tener un gobierno que con palabras dulces se someta al imperio norteamericano. Estamos ante una entrega total de las riquezas naturales de nuestro país a Estados Unidos y Europa, mientras nuestro pueblo pasa hambre.

Necesitamos de un Estado fuerte que piense en la soberanía nacional y en la Patria Grande en el marco de las tres banderas históricas, soberanía política, independencia económica y justicia social. Por ello planteamos por ejemplo nacionalización de la banca y el comercio exterior, que no son acciones alocadas ni inventadas.

La juventud territorial, estudiantil, sindical, y de todos los sectores nos debemos organizar en unidad por una agenda patriótica para la liberación nacional y la construcción de la continuidad histórica de Moreno, San Martín, Rosas, Yrigoyen, Perón, Néstor y Cristina.

Ante el avance del colonialismo y la dependencia, debemos gritar más que nunca ¡Patria si, Colonia no! Como dice un compañero, “somos un peligro que florece”.


Dedicado a todxs lxs jóvenes que salen a pelear todos los días por sus derechos, especialmente a mis compañerxs y a mi amiga que está luchando por su salud para salir adelante.

 


*Sol Ibáñez es militante del Movimiento Surge - Juventud Patriótica