10/1/2021

Sociedad

Una investigación para humanizar la Salud en tiempos de Covid-19

Equipos de salud de todo el país difunden una encuesta para que los familiares de personas fallecidas por Covid-19 y el personal de salud que asistió a esa persona, puedan contar su experiencia en un contexto donde la muerte es cotidiana pero el proceso de morir sigue siendo un tema tabú.

Autor de la nota: Belén Acuña

Belén Acuña

Publicado el 10 de Enero de 2021


Imagen de la nota 'Una investigación para humanizar la Salud en tiempos de Covid-19'

La pandemia de Covid-19, además de detener el mundo, dejó a la luz las desigualdades, los silencios y las problemáticas que históricamente formaron parte de la cotidianidad subterránea de nuestra sociedad. Una de las problemáticas acalladas, que desde hace tiempo cientos de equipos de salud intentan visibilizar, pero que con la pandemia se ha desnudado a la vista de millones, es la deshumanización de la Salud y la falta de derechos humanos y protección de la dignidad de las personas durante el proceso de morir.

A pesar de que hace un año la muerte aparece en tres cifras cada día en todos los medios de comunicación, el morir sigue siendo un tema tabú porque no se trata de estadísticas sino de personas, de familias, amigos, equipos médicos, de enfermería y psicología, ritos, duelos, derechos, carencias, desidias, decisiones, transiciones, deseos y faltas. Todos los aspectos de la vida se entrelazan en la muerte, porque está no es solo el final para uno, sino un hito en la historia de quienes se quedan, no solo sus seres queridos, sino también del personal de salud que acompañó ese proceso.

Todo lo que implica la muerte, que no dicen los reportes, ni los números rojos de los titulares, queda sumido a la incertidumbre en una sociedad donde la única forma de morir de la que se habla es violenta, las guerras, los femicidios, los asesinatos, la ficción, son formas de la muerte en la que la que como comunidad podemos hablar porque nos parece ajena o porque parece explicable hasta cierto punto; pero las muertes de vejez, las muertes por enfermedad, como lo son los más de 44.300 fallecimientos por Covid-19, parecieran un secreto prohibido para un mundo en el que lo que prima en el mercado, las relaciones y la cultura, es “lo divertido” y el morir implica emociones relacionadas a la tristeza.

Aunque lamentablemente fue la pandemia lo que hizo que miles se cuestionaran el morir y la forma de morir, los derechos humanos de las personas que están en vías de fallecer, de sus seres queridos y del equipo de salud que acompaña; cientos de profesionales de todo el país hace décadas que apuestan por masificar y regularizar la perspectiva de los cuidados paliativos. Los cuidados paliativos son un modelo de atención de la salud integral, interdisciplinario y multidimensional, es decir que comprende a las problemáticas desde todas sus perspectivas, físicas, psicológicas, sociales, espirituales etc; y atiende a las personas que se encuentran en el final de su vida o que transitan una afección crónica y a los seres queridos de estos pacientes intentando que todos puedan entender los síntomas y aliviar su sufrimiento.

Desde el Instituto Pallium Latinoamérica, que es una organización no gubernamental que pretende formar profesionales, realizar investigaciones y difundir los saberes en torno a la perspectiva paliativista; realizan desde hace 3 años una investigación internacional donde participan 11 países de Europa, Asia y de América Latina donde Argentina es pionera en el tema, para poder relevar, comprender y analizar las experiencias de las familias de quienes fallecen en el sistema de salud, y a los equipos de salud que atendieron a esa persona y se relacionaron con sus seres queridos. Esas experiencias, malas, buenas, regulares, extraordinarias o naturalizadas; son utilizadas por esta red internacional de profesionales de la Salud, para intentar avanzar en cada uno de sus países hacia la humanización de los sistemas de salud, en muy resumidas cuentas, hacer que los fallecidos  y los pacientes dejen de ser cifras y comiencen a ser entendidos como personas con derechos humanos, con dignidad, con deseos, necesidades y decisiones sobre su vida y también sobre su muerte y la forma de llegar a ella.

Esta investigación, titulada i Live: buen vivir, buen morir”, que comenzó antes de la pandemia, se ramificó creando el proyecto "Co-live" para poder profundizar en las situaciones puntuales de muerte que se producen en este contexto pandémico donde muchas cosas cambian dinámicamente, como los ritos de despedida en momentos de distanciamiento social y cementerios cerrados, la tristeza y la soledad en contexto de aislamiento, y la pérdida de un ser querido que se aisló en un hospital y en muchos casos no se supo más de él hasta el momento de la muerte. Para poder relevar los pareceres, las críticas, las broncas, alegrías y sorpresas de las familias y equipos de salud que atendieron a personas que fallecieron por Covid-19, las y los profesionales de salud pertenecientes o adherentes al trabajo del Instituto Pallium Latinoamérica, difunden desde hace unos días una encuesta confidencial y voluntaria en la que las millones de personas que transitaron o transitan esta situación pueden participar y sumar su voz a pensar una nueva forma de pensar la Salud y la forma de morir, de acompañar y de comunicar en relación a la muerte.

Antes de proporcionar las preguntas, los equipos de salud que pensaron la encuesta aclaran que la investigación no cuenta con financiamiento y no tiene  ningún costo para el sistema de salud del país, ni para la ciudadanía; y que además los resultados del estudio se publicarán en revistas científicas, en conferencias y en medios de comunicación para el público en general. En esas publicaciones el Instituto Pallium Latinoamérica nunca presentará información que pueda vincularse a ningún participante del estudio ni ninguna otra información identificatoria de instituciones ni pacientes. 
Si sos o conoces a alguien que sea familiar de una persona que haya fallecido durante la pandemia de Covid-19 o sos trabajador o trabajadora de la Salud y atendiste algún paciente que haya fallecido a causa del virus, podes completar la encuesta correspondiente en los siguientes links:


Publicidad - Fatica