11/6/2022

Economía

Vicentin-YPF Agro: Una propuesta potente para una demanda urgente

“Una dupla goleadora para la integración agroalimentaria argentina” señalan María Rizzo y Matías Strasorier en esta nota en el que detallan los componentes empresarios con los que cuenta YPF Agro y la empresa Vicentín, que termina en manos del Estado o se la siguen quedando las multinacionales.

Autor de la nota: María Rizzo y Matías Strasorier

María Rizzo y Matías Strasorier

Publicado el 11 de Junio de 2022


Imagen de la nota 'Vicentin-YPF Agro: Una propuesta potente para una demanda urgente'

La dupla Vicentin-YPF Agro hace recordar a los argentinos, en términos futbolísticos, a Bochini-Bertoni o a Maradona-Caniggia. Es que ambas estructuras empresariales integran y se expanden en casi la totalidad de la cadena agroalimentaria como así también, en la totalidad del territorio federal argentino. El resultado potencial es una integración que rondaría los 10 millones de toneladas comercializadas y, a la vez, permitiría mantener la fuente de trabajo a 1.300 personas.

Vicentin cuenta, o contaba al momento de la quiebra, con las siguientes ramas: 

• Aceiteras: Oleaginosa San Lorenzo; Ricardone; Renova; Buyati San Martín.

• Refinación y embotellado de aceite: Renova; Renopack;

• Biocombustibles: Renova (con 480.000 tons/año); Biodiesel Vicentín; Patagonia Bioenergía.

• Glicerina: Renova 1 y Renova 2.

• Biogás: Biogás Avellaneda.

• Terminal Portuaria: Puerto San Lorenzo y Puerto San Martín, en la provincia de Santa Fe, con una capacidad de almacenaje de 300.000 TM sólidos y 48.000 TM líquido

• Desmotadora: Algodonera Avellaneda.

• Carnes: Feedlot Los Corrales de Don Nicanor (30.000 cabezas), Friar Reconquista 1, Friar Reconquista 2, Friar Nelson.

• Bodega Vicentín: Vinos y Jugo de Uva Concentrado.

• Promiel: Miel

• Alimentos Refrigerados SA: produce 96 presentaciones entre las marcas SancorYogs,

Primeros Sabores, Vida, Gelatina Light, Sublime, Shimy y Lechelita. Su red logística tiene 170 distribuidores, con llegada a más de 60.000 puntos de venta en el país. El mercado de yogures y postres mueve 400.000 Tn por año (80% yogures).


YPF Agro tiene una expansión territorial de más de 100 puntos en el país que llegan a los productores con insumos, protección de cultivos, semillas, bolsas para silos, combustibles, lubricantes, productos de aplicación y fertilización. Cuenta con:

• Y-Tec: la rama de I+D (investigación y desarrollo) que trabaja junto con el CONICET en el sector energético, estudios de suelos y bioinsumos. Cuenta con líneas de protección y nutrición de Cultivos: Summa es un servicio integral de agricultura de precisión, incluye desde la determinación de cada ambiente del lote, el diagnóstico de su necesidad nutricional, las mezclas de nutrientes a medida y el servicio de aplicación con máquinas de dosificación variable de última tecnología, producto de un acuerdo con una marca líder del sector como AGCO. Tiberi, Sistema Integral, se trata de un servicio único de comercialización de fitosanitarios a granel.

• Profertil (YPF AGRO + Nutrien Ag Solutions): es una empresa en partes iguales de YPF AGRO y NUTRIEN INC, especializada en fertilizantes nitrogenados. NUTRIEN INC es una empresa canadiense que cotiza en la Bolsa de Nueva York, se define como la líder mundial en el mercado de insumos y servicios para cultivos, comercializa alrededor de 25 Millones de Tn de nitrógeno, Potasio y Fósforo globalmente al año.

• YPF AGRO + AGCO: la empresa líder mundial en el diseño, fabricación y distribución de equipos y soluciones agrícolas, con foco en abastecer y dar soporte a la Red YPF Agro con maquinaria de excelencia, tecnología y conocimiento en nutrición de cultivos y agricultura de precisión.

• Semillas: En la Expoagro 2022, se presentó el nuevo plot con toda la paleta de semillas de maíz y soja, producto del acuerdo de exclusividad firmado con GDM (Grupo DON MARIO) para la comercialización de la marca Illinois.

• Combustibles: la empresa es clave en los combustibles, principalmente los Diésel, y lubricantes.

Esta propuesta, que cuando la planteamos en 2020 parecía lejana y con reticencia de cierta parte del sector agropecuario, en 2022 parece encontrar buena repercusión. Según el diario La Nación, YPF Agro es “la única empresa que puede ofrecer todo lo que necesita el productor desde antes de la siembra hasta después de la cosecha, incluyendo insumos para su maquinaria, como combustibles y lubricantes”.

Durante el 2021 se consolidó “como la más importante proveedora de insumos y servicios para el campo argentino, con una facturación cercana a los 2.000 millones de dólares”. Y como hecho contundente, la exposición más importante del sector agroalimentario argentino en 2022 se llamó: “Expoagro, edición YPF Agro”, lo que demuestra la importancia estratégica de la empresa y su aceptación por el conjunto de los actores del sector.

Está claro que ambas empresas conforman una dupla goleadora para el sector agroalimentario argentino, con el potencial de incidir en la producción nacional y el mercado internacional, lograr que los productores ganen y los consumidores accedan, controlar la evasión fiscal, combatir la inflación, generar divisas; en definitiva, la posibilidad de construir un proyecto político económico que se fundamente en la producción y el trabajo, que sea integral, federal e inclusivo.

Como planteamos en julio de 2020, en nuestro dossier “Vicentín: La puerta para construir la Nueva Normalidad” (1), la propuesta de “expropiación de la empresa Vicentin y creación de una Empresa Nacional Agroalimentaria” continúa vigente y resulta cada vez más necesaria.

El problema radica en “la concentración y el oligopolio desregulado del sector, que pone sobre la mesa las formas en las que las grandes empresas evaden para no pagar impuestos o derechos de exportación”, dólares que luego tienen como destino a los paraísos fiscales (fuga de capitales), por lo que es importante “tener una empresa testigo”.

También expresamos que “la Argentina necesita dólares, y además, pagar la deuda con el FMI (Deuda tomada por el macrismo)”. El dólar «por ahora» sigue siendo la moneda de cambio en términos de comercio internacional, aunque en medio de la disputa comercial China-EEUU, la crisis de una pandemia global y las necesidades de alimento en constante crecimiento, una Empresa Nacional Agroalimentaria constituida por la unión de Vicentin e YPF Agro se vuelve parte fundamental de un plan estratégico nacional”.

Para ello es clave la decisión política, ya que “la política es la que transforma, por ende, deberá ser quien también pueda tomar riendas en el asunto”.

La actualidad de aquel planteo de julio de 2020 parece asombrosa. Luego de dos años, la inflación es incontrolable, siendo el precio de los alimentos su principal traccionador mes a mes, mientras los salarios corren desde detrás de las ganancias empresariales.

Una derrota electoral, una secretaria y un secretario de Comercio, ya se carga en el haber las políticas de un exministro de Producción que no quiso o no pudo enfrentar a quienes concentran y remarcan los precios. Los productores, los trabajadores y los consumidores necesitamos de la intervención inteligente del Estado, caso contrario, la riqueza generada por quienes producen y trabajan seguirán acumulando ganancias en las manos de 3 o 4 vivos, y a esta altura, eso ya no es inesperado.




María Rizzo es médica veterinaria, Maestrando en Desarrollo Regional y Políticas Públicas de FLACSO, y co-Directora del Centro de Estudios Agrarios.

Matías Strasorier es Director del Centro de Estudios Agrarios, Argentina. Analista agropecuario. 

Publicidad - Fatica