14/8/2020

Sociedad

Vuelven a Fase 1 las zonas de mayor contagio, el resto del país seguirá con distanciamiento social

Alberto Fernández anunció la nueva fase de la cuarentena que durará hasta el 30 de agosto inclusive.

Publicado el 14 de Agosto de 2020


Imagen de la nota 'Vuelven a Fase 1 las zonas de mayor contagio, el resto del país seguirá con distanciamiento social'

Pasadas las 13 horas del mediodía el presidente Albero Fernández acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta presencialmente en la Residencia de Olivos anunció la nueva fase de cuarentena que durará hasta el 30 de agosto inclusive.

Luego de reunirse con el Comité de infectólogos, con la Directora Ejecutiva de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) Fernanda Raverta; con Kicillof y Larreta en Olivos y de forma virtual con las y los gobernadores del resto de las provincias, el primer mandatario tomó la decisión de extender nuevamente las medidas preventivas por la pandemia de Covid-19 hasta fin de mes volviendo al aislamiento social estricto en las zonas de mayor circulación del virus.

A pesar del aumento exponencial de los contagios y la dispersión del virus por gran parte del país por la mayor circulación de personas a partir de la apertura de actividades, Argentina sigue siendo uno de los países con menor cantidad de muertes cada millón de habitantes, así lo indicó el Presidente apoyándose en las gráficas que lo acompañan habitualmente en los anuncios. No obstante las zonas con mas contagios, entre ellas el Área Metropolitana de Buenos Aires y otras localidades de la provincia; Chaco, Jujuy, Salta, Tierra del Fuego y la ciudad de Rosario en Santa Fe, volverán a la cuarentena estricta de la Fase 1, es decir al mismo tipo de aislamiento total de las dos primeras semanas luego de que se decretara la emergencia sanitaria. “Hemos acordado con los gobernadores que, en esas “zonas rojas” vamos a volver a Fase 1 tratando de controlar al máximo la circulación humana” aseguró el Presidente.

Las provincias y localidades que no son foco de contagios, podrán seguir abriendo actividades, entre ellas los deportes individuales, pero siempre manteniendo el distanciamiento social y las medidas de cuidado evitando reuniones sociales, aglomeraciones y circulación de gente sobre todo en el transporte publico y los comercios.

Asimismo, destacó que para los primeros meses del 2021 se contará con la vacuna del coronavirus, pero que sin embargo faltan varios meses para llegar a ese punto y que aunque se ha logrado fortalecer el sistema de salud y este está respondiendo a quienes lo precisan, tiene un límite y por ello se necesita seguir con las medidas de cuidado.

Como ya es costumbre en el anuncio también hablaron Axel Kicillof y Rodriguez Larreta, que luego harán las especificaciones de sus jurisdicciones por separado. Kicillof profundizó en los detalles de cómo trabajan actualmente los equipos de salud y respaldo a Alberto Fernandez en cuanto a que la cuarentena no fue una restricción de libertades o un contexto del que el Gobierno este “enamorado” sino todo lo contrario, pero al momento es la única forma de preservar a la población hasta que esté lista la vacuna.

“Seguimos hablando de cuarentena sin que en la Argentina existen cuarentenas; porque la gente circula, porque los negocios se han abierto, porque la actividad industrial hoy dia esta funcionando por encima del 90%” fueron las palabras de Fernandez ante las críticas de la oposición, además de manifestar que no se ha obsesionado con la cuarentena, sino con la salud de los argentinos.

Por su parte el Jefe de Gobierno Porteño adelantó una polémica medida que automáticamente ha desatado críticas y malestar en los gremios docentes y en las redes sociales de las y los vecinos de la ciudad. Se trata de una propuesta que contempla la apertura de algunas escuelas, en el foco más grande de contagios del país, para que las y los 5100 chicos que se ha identificado que no están conectados de forma remota con las escuelas, concurran bajo un protocolo que aún no se ha aprobado. Esta decisión todavía no está confirmada y genera revuelo por la exposición que obliga a tener a docentes, auxiliares, preceptores, directivos, estudiantes y familias de todos ellos en medio del pico de contagios.


Lo mismo ocurre con la reapertura de los comercios que generan mucha circulación de gente, como los que están cercanos a los centros de transbordo, aún no se sabe si abrirán bajo protocolo como el otro 95% del comercio porteño o si seguirán cerrados o con algún tipo de apoyo económico estatal.

Publicidad - Fatica